domingo 16, junio, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Camry, la berlina de Toyota para trabajar con clase (y estilo)

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Redacción
Redacción
La redacción de Fleet People trabaja para ofrecer a los lectores una información de calidad y actualizada sobre el sector de las flotas y el renting. El equipo está comprometido con la excelencia periodística, y se esfuerza por ofrecer un contenido útil y atractivo para los lectores, ser un referente informativo para los profesionales del sector y contribuir al desarrollo del mismo. La redacción de Fleet People está liderada por Juan Arús, director de la revista y del medio digital. Arús es un periodista con 25 años de experiencia en el sector de la automoción.

Es posible que así, a primera vista, su nombre no les suene de mucho, pero con el Camry de Toyota estamos ante un vehículo del que se han comercializado en el mundo casi 20 millones de unidades desde su lanzamiento al mercado.

Aunque no lo haya visto en España —ni, en general, en Europa—, es la berlina más popular del globo, sí. El año pasado se vendieron cerca de un millón de Camry en el mundo, y la mitad de ellos en Estados Unidos, donde goza de una fenomenal aceptación desde hace mucho tiempo.

A partir de ahora, es bastante posible que vea esta silueta con mucha más asiduidad, especialmente si se mueve por las almendras de urbes como Madrid. Toyota alberga para el nuevo Camry unas expectativas comerciales, discretas y razonables, de 2.500 ventas por ejercicio, de las que el 70%, la mayoría, se corresponderán con entregas en el mercado corporativo de flotas.

Y dentro de ese prisma comercial, la marca japonesa está llegando a diferentes acuerdos para que el Camry entre de lleno en el mercado de las VTC (vehículo de transporte con conductor), esto es, en los modelos de negocio de firmas como Uber y Cabify.

También puedes leer...
ALD Automotive impulsa la innovación

Se da la circunstancia, además, de que el Camry dispondrá de una versión optimizada para el universo corporate y de acceso específica, denominada ‘Business’, con un equipamiento en el que se incluyen los faros led delanteros, retrovisores eléctricos, llantas de 17 pulgadas, climatizador bizona y pantalla TFT de siete pulgadas.

La habitabilidad, la calidad del interior y una gran capacidad para rodar son, desde nuestra óptica, las virtudes principales de esta berlina que ofrece desde la opción inicial un muy buen paquete de seguridad para el conductor y los acompañantes: sistema de detección de peatones, control de velocidad, avisador de cambio de carril con asistente de la dirección, reconocimiento de señales y autoencendido de luces van montados en todos los Camry, de serie.

También puedes leer...
El gran 'momentum' flotero del Mégane eléctrico

A ello se pueden sumar otros elementos, también sin sobreprecio, como los lavafaros delanteros, las luces led delanteras, retrovisores eléctricos, el volante de cuero, climatizador y sensor de lluvia.

El conjunto se complementa con una última característica que posiciona bien este modelo: al tratarse de un vehículo híbrido, cuenta con la etiqueta ECO que permite circular por cualquier parte de la ciudad, incluso teniendo en cuenta los potenciales episodios de restricción de acceso al centro de las urbes.

 

Toyota Camry: Buenas opciones

El Toyota Camry se ofrece con un motor de gasolina que proporciona 178CV de potencia y al que se suma otro eléctrico, para totalizar un conjunto de 218CV que se traducen en unos consumos ajustados.

El consumo mixto oficial de este modelo de acuerdo con el ciclo de consumos nuevo (WLTP) es de 5,3 litros por cada cien kilómetros recorridos. Con 524 litros de capacidad en el maletero, un dato que debe tenerse en cuenta, existe la posibilidad, en la versión ‘Advance’, de abatir los asientos de modo 60/40, lo que multiplica el espacio que puede conseguirse.

También puedes leer...
Fraikin España logra una flota activa de 6.000 vehículos

Toyota coloca 2.000 CH-R con Caixabank en renting particular

Con el acabado ‘Business’ diseñado para flotas, el Camry se puede encontrar en el mercado de empresas a cambio de abonar una cuota de renting en el entorno de 600 euros sin contabilizar impuestos y sin aportar entrada para un contrato de 30.000 kilómetros anuales y 48 meses, con todos los servicios incluidos.

La compañía nipona dispone también de una opción enfocada para clientes autónomos, denominada Pay Per Drive, que posibilita el acceso a un Camry pagando una entrada de 3.000 euros y unos 460 euros mensuales sin impuestos y durante un periodo de 49 meses, tras los cuales se puede escoger entre comprar, cambiar o devolver el vehículo.

Toyota Proace City, el primer Toyota que se producirá en España

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto