sábado 20, abril, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Mire por donde mire, telemática no es igual a Gran Hermano

Share & Fleet

En este texto...

Autor

La llegada del siglo XXI trajo consigo desarrollos tecnológicos muy interesantes, como la telemática, una herramienta que facilita el trabajo a los gestores de flotas y que cada vez más empresas están saboreando los beneficios que les reporta.

Tirando un poco de memoria, Heike de la Horra, director comercial de TomTom Telematics Iberia señala la tecnología GPS como el primer desarrollo que hizo posible la telemática. “Sin embargo, fue a finales de los 90 cuando se empezó a utilizar para localizar y realizar seguimiento de los vehículos. Ahí fue cuando realmente comenzó la telemática como tal”, detalla.

Según Carlos Ruiz Lahmany, director ejecutivo de Iberofleeting, “los pioneros, fueron compañías de S.A.T., y hoy se ha extendido a otros sectores de flotas”. Las compañías de seguros también vieron en esta herramienta un aliado para comercializar nuevas pólizas dirigidas a premiar los buenos hábitos de conducción de los buenos conductores. Ya a comienzos del nuevo siglo, comenta de la Horra, “los avances en Internet hicieron posible incorporar una interfaz web a los sistemas de seguimiento de vehículos que permitiera el acceso a los datos generados por satélite, es decir, a los mapas”.

 

telemática

 

En 2005, las capacidades de los satélites mejoraron el rendimiento GPS y agilizaron las soluciones de seguimiento de vehículos, señala.

Finalmente, los avances en los sistemas de telecomunicaciones hicieron posible el contacto continuo entre los conductores y la oficina. “Nacía así la gestión de flotas”, comenta De la Horra, y “las compañías han pasado de localizar vehículos a gestionar conductores de forma más eficiente cuando estaban en ruta”.

 

La importancia del dato

Actualmente, los mercados, las empresas, las personas, las cosas, todo está hiperconectada y se datos constantemente gracias al desarrollo del Internet de las Cosas, el Big Data o el Smart Data, etcétera. Los datos aportan información estratégica para las organizaciones y, poco a poco, las empresas comienzan a ver que lo que no se puede medir, no se puede mejorar. En este sentido José Coello, que participa directamente en el desarrollo de las soluciones telemáticas de Arval, señala que hasta ahora los gestores de flotas no sabían cómo se usaba su flota. “podían tener una intuición pero no disponían de datos exactos”. La telemática ha venido a proporcionar ese dato real para optimizar la actividad de la flota y promover conducciones responsables..

Gracias al análisis de los datos las empresas pueden mejorar muchos aspectos, en especial sus políticas de seguridad el volante y ahorrar.

Iván Blázquez, gerente de Innovación de ALD Automotive destaca que esta tecnología “sirve como  base en la gestión de flotas para la optimización de recursos de las compañías, para el aumento de la seguridad de sus conductores, la reducción de costes y el aumento de la productividad”. En primer lugar, un conductor seguro es un buen conductor. Sin mencionar el hecho de los costes personales de un accidente, una buena conducción conlleva a un ahorro de costes en el precio de las primas del seguro por baja siniestralidad.

También puedes leer...
Rivian ha producido ya 10.000 furgones eléctricos para Amazon (pero no es suficiente)

 

telemática

 

La seguridad y la reducción de accidentes es la gran batalla para las empresas que gestionan flotas. Por lo tanto detectar hábitos poco seguros ayudará a las empresas a corregirlos cuanto antes. Además, los sistemas telemáticos cuentan con una llamada de emergencia en caso de accidente,  (por ejemplo, el servicio telemático Profleet de ALD Automotive cuenta con la función  ALD1Call).  Estos sistemas Incluyen funciones de localización del vehículo en caso de robo o información relativa a revisiones y mantenimientos, lo que proporciona una flota segura para sus usuarios.

En segundo lugar, seguir ahorrando pero esta vez gracias a una conducción eficiente: ahorro en combustible, cambio de neumáticos, reducción de las emisiones de CO2, cumplir las normativas… También ayuda a optimizar las rutas hasta el momento o incluso ayuda a detectar y notificar una avería.

Por último, el cliente puede ajustar cuotas del renting contratado según sus necesidades reales, elegir la flota más adecuada incluso para distintas áreas. También, tal y como dice el responsable de Arval, estas herramientas permiten un control sobre el uso de los vehículos y kilometraje, y si existe desviación sobre el renting contratado, tanto en plazo como en kilometraje, permite a través de la herramienta Arval Active Link, recalcular dicho contrato sobre un vehículo concreto con un solo clic.

El cliente está demandando a las empresas de renting optimizar su flota. Según datos ofrecidos por ALD Automotive, a través de su sistema ProFleet, y en lo que se refiere a costes, se puede obtener un ahorro de hasta un 20% en el consumo de combustible y un aumento del 15% de la productividad, ya que se mejora también el control y programación de actividades.

 

telemática

 

Desde TomTom Telematics hablan de ahorros obtenidos por uno de sus clientes de casi 250.000 euros al año en costes de combustible gracias a la instalación de su sistema de gestión de flotas. A lo que hay que añadir 100.000 euros más de ahorro en primas de seguro y mantenimiento de los vehículos.

Además, De la Horra destaca que la integración de este tipo de soluciones con las tecnologías y sistemas de back office, como gestión de inventario, CRM, facturación, etc., permiten aumentar la productividad, reducir la intervención manual y obtener nuevas eficiencias, con el fin de incrementar la rentabilidad del negocio.

También puedes leer...
Los concesionarios urgen al Ejecutivo para que clarifique la renovación del Moves Flotas para industriales

La consultora CapGemini publicaba recientemente su estudio AutomotiveConnect: Commercial Vehicles, en el que ponía el acento en la telemática y la innovación tecnológica como forma de generar oportunidades por parte de los fabricantes de vehículos comerciales. También como medida para afrontar los nuevos retos de un panorama mundial tan cambiante como el actual.

Los gestores de flotas de vehículos comerciales buscan también algo más que una buena conducción de sus vehículos. Quieren estar conectados y ser capaces de controlar sus flotas para dar mejor servicio y eso solo se consigue a través de equipamiento altamente conectado.

 

Contra el muro

Operadoras de renting, gestores de flotas, fabricantes de vehículos y desarrolladores de tecnología, particulares y todas aquellas empresas que (independientemente de su tamaño) tienen una flota en marcha todas ellas buscan en este tipo de innovaciones tecnológicas una mejoría en la gestión de sus vehículos.

Y aunque los resultados de éxito son fácilmente demostrables (empresas como Pascual, Campofrío o Grupo Avintia hablan de sus casos de éxito en distintos foros profesionales), existe un muro que en algunas empresas hay que derribar. Los usuarios de esta tecnología mantienen sus dudas sobre un control excesivo de su actividad al volante y una posible intromisión de su intimidad. 

Es la propia legislación europea la que dicta que el usuario debe firmar la cesión de sus datos a la compañía que gestione la solución telemática implementada en su vehículo.

En el caso de la gestión de la privacidad de los usuarios de ALD ProFleet, Iván Blázquez explica que “este dispositivo permite su desconexión, para poder diferenciar el uso laboral del personal. Los datos recogidos por el dispositivo se almacenan en servidores a los que únicamente pueden acceder las personas autorizadas por el cliente, bajo niveles de seguridad elevados”.

 

telemática

 

Finalmente, el dato es analizado por el gestor de la flota, es decir, la persona encargada de optimizar los usos. Las empresas de renting han desarrollado herramientas de fácil uso también para los propios conductores. Por ejemplo, Arval Active Link obtiene datos del conductor solo durante su horario de trabajo a través de los distintos perfiles de usuarios creados.

Durante el uso privado del vehículo, la herramienta deja de lanzar datos para su análisis, y el conductor tiene acceso a sus propios datos.

Tal y como recuerda Carlos Ruiz Lahmany, estas herramientas se utilizan siempre “bajo el prisma de utilizar la información con el fin de rebajar costes, y de prevenir líneas de conducción no deseadas. Al activar este elemento, previamente se firma un documento con la autorización del usuario, en otras compañías, se les autoriza a su desconexión en la parte de uso  personal”.

También puedes leer...
Ayvens renueva el mandato de Albertsen y Saffrett durante cuatro años

 

El futuro: coches autónomos   

Desde ALD Automotive ven en estas herramientas el futuro de la automoción, “que culminará con la llegada del coche autónomo. Nuestros vehículos, en un futuro, estarán conectados además con la red de talleres, lo que mejorará los procesos de reparación y trabajo mecánico y facilitará a los gestores de flotas reducir los tiempos de inactividad de los vehículos”.

Para el responsable de Iberofleeting será un opcional más en la configuración del vehículo, con el fin de que toda esa información redunde en mejora de uso, rebajar consumos y emisiones, y un elemento para reducir el coste del seguro, con pólizas personalizadas.

Mientras en Arval, están apostando muy fuerte por estas aplicaciones. Hasta la fecha han desarrollado una división ad hoc para este tipo de servicios y tienen previsto que en 2020 el 100% de su flota a nivel mundial este conectada.

En España existe una fuerte tendencia encaminada hacia una adopción cada vez mayor de la tecnología de gestión de flotas, por lo que desde TomTom Telematics creen que el mercado español es un mercado con evidente gran potencial.

Está claro: la telemática no es un sistema de control de empleados.

Es una herramienta que facilita la gestión y optimización de las flotas y que pretende concienciar sobre la seguridad al volante. Ahí es nada.

 

Una historia de desconocimiento

En España, la tasa de penetración de este tipo de sistemas de gestión de flotas apenas llega al 5,6% de las empresas. En países como Reino Unido o Irlanda supera el 33%, según datos de la consultora Berg Insight ofrecidos por Heike de la Horra. La culpa de que la telemática no tenga mayor presencia en España es del “desconocimiento de lo que la tecnología de gestión de flota puede hacer por las empresas, aunque  poco a poco la industria empieza a ser consciente de los beneficios que tiene tecnología de gestión de flotas”, afirma el directivo de TomTom. Gracias al auge de otras innovaciones como el Big Data y el IoT, la monitorización de flotas en España se va instaurando, y es una tendencia que comienza a despegar, destacan desde ALD Automotive.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto