martes 5, marzo, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Land Rover reinventa su profesional Defender con diseño y tecnología

Share & Fleet

En este texto...

Autor

El nuevo Land Rover Defender estará disponible en dos largos de carrocería, la de 90 y la de 110, la primera disponible en el mercado español desde 54.800 euros y la segunda desde 61.300 euros. La versión 90 contará con hasta seis plazas y la versión 110 ofrecerá la opción de cinco, seis o 5+2 asientos.

La gama incluye las versiones Defender, First Edition y los Defender X de alta gama, así como la versión estándar o los acabados S, SE y HSE. Los compradores podrán personalizar sus vehículos con cuatro paquetes de accesorios: Explorer, Adventure, Country y Urban. También hay disponibles paquetes de estilo de vida que evocan los equivalentes del nuevo Defender, puesto que agrupan una selección especial de artículos para el campo, la ciudad, las aventuras al aire libre y las hazañas de los exploradores.

 

Land Rover reinventa su profesional Defender con diseño y tecnología

 

La selección de avanzados motores gasolina y diésel más limpios garantiza que el nuevo Defender tenga potencia, control y eficiencia en cualquier entorno. Además,  para vivir la experiencia de una conducción silenciosa que solo puede proporcionar un vehículo eléctrico.

En el momento del lanzamiento, la gama de gasolina incluye un motor de cuatro cilindros P300 de 2.0 litros de 300 CV y un potente P400 de seis cilindros 3,0 con 400 CV de potencia con la eficiente tecnología eléctrica mild hybrid. Como alternativa, los clientes pueden elegir entre un par de motores diésel de cuatro cilindros (el D200 2.0 de 200 CV y el potente D240 también 2.0 de 240 CV) con un consumo de combustible de 7,6 litros a los 100 km y emisiones de CO2 de 199 g/km. El próximo año se incorporará a la familia una versión con motor eléctrico híbrido enchufable (PHEV).

Land Rover dice de su nueva creación que es el todoterreno definitivo para las expediciones terrestres, capaz para una carga máxima de 900 kilos, una carga en estática en el techo de hasta 300 kilos, una carga en movimiento en el techo de 168 kilos, una capacidad de remolque de 3.500 kilogramos y una profundidad de vadeo de hasta 90 centímetros. El nuevo Defender se ha probado en los entornos más duros del planeta para garantizar que hace honor a su linaje.

 

[su_carousel source=»media: 52605,52629,52604,52617″ link=»image» width=»1060″ height=»620″ items=»1″ title=»no» pages=»yes» speed=»0″]

 

El Defender de nueva generación ha sido desarrollado sobre la arquitectura funcional D7x de la marca, que se basa en las construcciones monocasco de aluminio ligero para crear la carrocería más rígida que Land Rover ha fabricado hasta el momento, siendo tres veces más rígida que los diseños tradicionales de carrocería sobre bastidor. Esta arquitectura sirve como base para la suspensión neumática o helicoidal totalmente independiente y permite la incorporación de los motores electrificados más novedosos.

El nuevo Defender ha superado más de 62.000 pruebas antes de dar por finalizada la fase de desarrollo, mientras que la arquitectura de la carrocería y el chasis se ha diseñado para soportar la prueba de fenómenos extremos de Land Rover, que consiste en someter al vehículo a impactos repetidos y mantenidos, por lo que va más allá de los estándares habituales para SUV y turismos.

Durante las pruebas de desarrollo, los prototipos han recorrido millones de kilómetros en algunos de los entornos más duros del planeta: desde los 50 °C del desierto hasta los -40 °C del Ártico, pasando por los 10.000 pies de altitud de las Montañas Rocosas de Colorado.

 

[su_carousel source=»media: 52601,52602,52592,52589″ link=»image» width=»1060″ height=»620″ items=»1″ title=»no» pages=»yes» speed=»0″]

 

Para afrontar cualquier desafío sobre sobre carretera o fuera de ella, el Defender dispone de tracción permanente a las cuatro ruedas, caja de cambios automática de dos velocidades, diferencial central y bloqueo del diferencial trasero activo opcional. Con estos elementos mecánicos, el Defender se desenvuelve con seguridad por la blanda arena del desierto, la tundra congelada del Ártico o cualquier otro terreno.

El sistema Terrain Response configurable se presenta en primicia en el nuevo Defender para que los conductores experimentados en situaciones todoterreno puedan configurar a su gusto los ajustes individuales del vehículo y adaptarlos a las condiciones de cada momento, mientras que los conductores con menos práctica pueden dejar que el sistema detecte la configuración más apropiada según el terreno con la función inteligente automática.

La nueva arquitectura de la carrocería ofrece una altura al suelo de 291 mm y una geometría todoterreno que en el caso de la versión 110 permite unos ángulos de ataque, ventral y salida de 38, 28 y 40 grados, respectivamente. La profundidad de vadeo máxima de 900 mm se combina con el nuevo programa Wade del sistema Terrain Response 2 para garantizar que los conductores puedan vadear aguas profundas con total confianza.

 

Land Rover reinventa su profesional Defender con diseño y tecnología

 

«El nuevo Defender es respetuoso con su pasado, pero no está atado a él. Este es un nuevo Defender para una Nueva Era. Su personalidad única se acentúa por su silueta distintiva y sus equilibradas proporciones, lo que lo hace altamente deseable y muy capaz: un 4×4 visualmente atractivo que lleva su integridad de diseño e ingeniería con un compromiso inquebrantable».

Gerry McGovern, director de Diseño de Land Rover

 

[su_carousel source=»media: 52609,52608,52625,52620″ link=»image» width=»1060″ height=»620″ items=»1″ title=»no» pages=»yes» speed=»0″]

 

El nuevo Defender es inconfundible gracias a una silueta con mínimos voladizos delanteros y traseros para conseguir mayores ángulos de ataque y salida. Los diseñadores de Land Rover han reinterpretado las señas de identidad del Defender para el siglo XXI al darle una presencia angular con pequeñas ventanas alpinas en el techo, pero manteniendo a la vez el portón trasero con bisagras laterales y la rueda de repuesto instalada en el exterior que siempre ha caracterizado al modelo original.

La personalidad minimalista del Defender original se conserva en el interior, donde los elementos estructurales y las sujeciones, que suelen estar ocultos, se dejan a la vista para aumentar la sensación de funcionalidad. Otra de las características es el cambio de marchas en el salpicadero, lo que permite la instalación del asiento auxiliar central opcional en la parte delantera para crear una fila de tres asientos, como en los primeros modelos de Land Rover.

Otras características son el resistente suelo de caucho, fácil de limpiar, y una capota de lona plegable opcional que abarca todo el techo y permite a los pasajeros de la segunda fila del Defender 110 levantarse cuando el vehículo está parado.

 

[su_carousel source=»media: 52624,52623,52622,52621,52628,52614,52612,52619,52618,52610,52626″ link=»image» width=»1060″ height=»620″ items=»1″ title=»no» pages=»yes» speed=»0″]

 

Land Rover reinventa su profesional Defender con diseño y tecnología

 

Land Rover reinventa su profesional Defender con diseño y tecnología

 

 

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información

      Kia EV9, el nuevo 'must' ecológico para el CEO concienciado

      Lo más visto