Simpático, simple y funcional son atributos que se concentran en el Ignis, el nuevo mini crossover que Suzuki ha puesto en los mercados de España y Portugal con un precio a partir de 11.200 euros (1.2 Dualjet 2WD GLE), una vez descontada la promoción de lanzamiento (2.000 euros) y de financiación (1.000 euros).

El objetivo de ventas para el mercado español es de un millar de unidades, aunque esta  podría ser una previsión conservadora a tenor del éxito que el modelo ya está cosechando en los mercados italiano y francés.

Presentado en el pasado Salón del Automóvil de París, el nuevo Ignis llega al mercado en dos acabados -GLE (medio) y GLX (alto)- con un único motor de gasolina, el 1.2 Dualjet de 90 CV de potencia, con caja manual de 5 relaciones o automática AGS pilotada, la posibilidad de incorporar el sistema de hibridación SHVS , así como la opción de tracción integral permanente. 

Adicionalmente, se puede combinar con el sistema híbrido SHVS (Smart Hybrid Vehicle by Suzuki), que aporta unos 4 CV extra y que permite una eficiencia en el consumo de gasolina aún mayor.

Esta tecnología se basa en una batería extra de 3 kWh de capacidad y un dispositivo eléctrico que apoya al motor de gasolina según las demandas del acelerador. La carga de la batería se realiza con la energía que se produce en las retenciones de motor y en las frenadas.

Mientras que el sistema SHVS solo se puede elegir con la tracción 4×2, el motor 1.2 DUALJET se puede combinar con la tracción delantera o el sistema 4×4 ALLGRIP AUTO de Suzuki que distribuye automáticamente el par a las ruedas delanteras y traseras cuando detecta que las delanteras han perdido agarre.

El sistema ALLGRIP AUTO consigue un ahorro de combustible al tiempo que maximiza el comportamiento del vehículo y aumenta la seguridad de su conducción sobre todo en pavimentos deslizantes o sobre superficies nevadas.

El cambio es manual de cinco velocidades en toda la gama, pudiéndose optar en los 4×2 DUALJET por el cambio automático de cinco velocidades AGS (Auto Gear Shift), una transmisión del tipo pilotada.

El pequeño Ignis, de 3,70 metros de longitud, 1,69 de ancho y 1,59 de altura, llama la atención por un diseño y un estilo funcional e icónico, que se completa con una capacidad líder en su segmento, con un habitáculo espacioso y un maletero que ofrece una capacidad de 260 litros con los asientos traseros en posición normal y 373 litros con los asientos desplazados hacia adelante 16,5 centímetros, lo que le convierte en el coche del segmento más espacioso del mercado

El nuevo crossover de Suzuki, que posee el ADN característico de la marca, destaca por un diseño y estilo exterior que hereda elementos de las primeras generaciones de Suzuki Cervo y Vitara, además de elementos del anterior Swift.

El Ignis combina la limpieza de las líneas rectas junto a los trazos curvos en puntos concretos de la carrocería, en cuya construcción se han empleado aceros ligeros, pero de alta tensión y resistencia.

En el interior se presenta un estilo moderno y futurista, con combinaciones de elementos de distintos tonos que dan un toque de calidad extra. En el salpicadero destaca una gran pantalla táctil, que incluye pantalla de audio con función de navegación, heredada de modelos de superior categoría como el Vitara y el S-Cross.

El sistema dispone de varios sistemas de conectividad (Android Auto, CarPlay y Mirror Link) para los más modernos smartphones que permiten al conductor acceder a las aplicaciones compatibles a través de la pantalla táctil de 7 pulgadas.

El nuevo modelo está desarrollado sobre la nueva plataforma de la marca, utilizada en otros modelos como el Suzuki Baleno, con la que es posible un peso del coche de 810 kilogramos, manteniendo un alto nivel de rigidez estructural.

La conducción del Suzuki Ignis está permanentemente vigilada por dos cámaras que controlan la distancia entre el vehículo y otros objetos y la lectura de las líneas de la carretera.

Su avanzado sistema de seguridad analiza la forma de estos objetos para reconocer si se trata de otros vehículos o de peatones. De este modo, el sistema puede ejercer tres distintas funciones: Dual Camera Brake Support (DCBS), es decir, la asistencia a la frenada por medio de ambas cámaras, el aviso de abandono de carril y la alerta de zigzagueo.

La tarifa del Ignis se sitúa entre 14.200 y 17.450 euros y la estructura de precio estará determinada por una diferencia de 1.750 euros entre las versiones GLE y GLX, de 900 euros entre la caja manual y la automática, de 800 euros entre el Dualjet y el sistema híbrido SHVS, y 1.500 euros entre las tracción delantera y la integral