viernes 2, junio, 2023

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

España incrementó su producción de vehículos un 20% en febrero

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Las plantas de producción de vehículos instaladas en España fabricaron 226.410 unidades en febrero de 2023, lo cual supone un incremento interanual del 19,7% que se achaca a la mejora en los cuellos de botella de las cadenas de suministro, lo cual ha permitido «una recuperación en el volumen de producción», según los datos y las valoraciones de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

En tanto, en el acumulado de los dos primeros meses del año se fabricaron en España 420.964 vehículos, un 14,1% más en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. Sin embargo, esta cifra todavía es un 15% inferior a la del acumulado de enero y febrero de 2019, año prepandemia.

«La industria de la automoción experimenta un momento de recuperación, encadenando su décimo mes de crecimiento, aunque hay que destacar que aún persisten importantes paros intermitentes en la cadena de aprovisionamiento que a lo largo del año van a continuar marcando el ritmo de recuperación y pueden llegar a limitar la capacidad exportadora del sector», ha valorado Anfac en un comunicado.

Por tipo de vehículo, la fabricación de turismos y todoterrenos en febrero se elevó hasta las 179.289 unidades, un 17,9% más en la comparativa interanual, mientras que la producción de vehículos comerciales e industriales se incrementó un 27,1% en frente al mismo mes de 2022, hasta las 47.121 unidades.

En el acumulado en lo que va de 2023, en España se produjeron 329.757 turismos y todoterrenos, un 13,5% más que en el mismo periodo de 2022, mientras que la producción de vehículos comerciales e industriales se incrementó un 16%, hasta 91.207 unidades.

Por fuentes de energía, en febrero se produjeron en las plantas españolas 41.937 vehículos de cero y bajas emisiones (vehículos 100% eléctricos, híbridos enchufables, híbridos convencionales, gas natural y gas licuado de petróleo), lo cual supone un aumento interanual del 89,8%. «Esto supone un incremento de 7 puntos porcentuales en la cuota frente al año anterior, hasta representar el 18,5% de cuota de producción en el mes», ha indicado Anfac.

Asimismo, en febrero salieron de las plantas españolas un total de 125.483 vehículos de gasolina (+18,1% interanual) y 18.273 unidades diésel (-18,8%).

En cuanto a la exportación, el sector envió a otros países un total de 209.576 vehículos en febrero, lo cual supone un 29,9% más que en el mismo mes de 2022, mientras que las cifras del acumulado anual se sitúan en 379.923 unidades (+18,1%).

«A pesar de que el acumulado del año desprende unos datos positivos de aumento del 18,1%, con 379.923 unidades exportadas, el sector todavía se encuentra afectado por la situación logística y sus dificultades en el transporte por carretera y marítimo», ha explicado Anfac.

Por destinos de la exportación de la producción española de vehículos en febrero, el 91% fue a Europa, con un «ligero aumento» de 1,3 puntos porcentuales en comparación con el mismo mes del año anterior.

En ese sentido, en el ‘top 5’ de destinos figuran Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Turquía. «Respecto a los principales mercados europeos, se prevé que durante el año 2023 se produzca cierta recuperación que podría impulsar, si la capacidad productiva lo permite, la producción y la exportación de vehículos», ha indicado la organización.

«Los dos primeros meses del año ponen de manifiesto que el sector de la automoción comienza a recuperar su producción, aunque todavía sujeto a los problemas de aprovisionamiento intermitentes en las fábricas», ha valorado el director general de Anfac, José López-Tafall.

No obstante, ha indicado que esta situación se ve amenazada en caso de una «hipotética» aprobación de la normativa Euro 7, más exigente en materia de emisiones para los vehículos en la Unión Europea, que supondría un coste de adaptación para los fabricantes de unos 35.000 millones de euros, según las cifras expuestas recientemente por el presidente de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) y consejero delegado de Renault, Luca de Meo.

«Tendría un impacto muy negativo en gran parte de la producción de vehículos de nuestras fábricas. En este sentido, desde Anfac seguimos insistiendo en que la prioridad pasa por acelerar el impulso de la electrificación en España, y normas como Euro 7 supondrían una detracción de los recursos que necesitamos para el objetivo mayor de descarbonización en 2035, y de continudad de nuestra producción y empleos», ha valorado el director general de Anfac.

«Desde el punto de vista de la producción, las cosas están mejorando y hemos de consolidar esa tendencia, tanto evitando riesgos innecesarios a nivel productivo, como es el Euro 7, como tomando medidas ambiciosas para avanzar en la descarbonización en el mercado», ha agregado.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información

      Rafale, conversando con el Renault más aeronáutico de la historia

      Lo más visto