domingo 16, junio, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Zego suma ya el 10% de los seguros de VTC y pone el ojo en las flotas

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Es conocido que es uno de los sectores más estables (si no el más) de la economía, y que capeó las últimas crisis sin problemas. Claro que eso tiene una contrapartida: es, por lo mismo, una de las áreas menos innovadoras (si no la menos) de nuestros tejido empresarial. Hablamos de las aseguradoras, que, en conjunto, facturaron en 2018 en España 64.282 millones de euros. “Prácticamente, el único gran cambio que se ha producido en los últimos 50 años ha sido la aparición de los comparadores”, opina Gerardo Redondo, director general en España de Zego, una insurtech (como se conoce a las start-ups de esta industria) británica que se ha propuesto revolucionarlo por fin.

¿Cómo? Con la habitual mezcla entre tecnología y flexibilidad de internet. Fundada en 2016 por dos ex trabajadores de Deliveroo, empezaron centrándose en pólizas para repartidores que tarificaban sólo en función de los viajes, integrándose en plataformas como la ya mencionada o Glovo para obtener esos datos; pero, en los últimos tiempos, han virado “hacia el B2B, en lugar del B2C”.

También puedes leer...
Acciona estrena servicio de motosharing con 100 motos en L’Hospitalet

En España, adonde llegó a finales de 2018 (también están presentes en Irlanda, y planean expandirse por el resto de Europa tras haber firmado un acuerdo con La Parisienne Assurances), también arrancó con los riders, pero luego abrió su negocio a VTC, a flotas y, finalmente, a compañías de patinetes. Aunque para cada uno de ellos se prepara una oferta específica, la filosofía es siempre la misma: “Un coste mínimo mensual, para cubrir la Responsabilidad Civil Obligatoria, más el precio por kilómetro o por minuto. Pero, además, hay un máximo mensual, así que, si te pasas, se asemejaría a una póliza más estándar”, explica Redondo. Esta fórmula les ha servido para crecer un 1.000% en el primer semestre de 2019 (algo poco significativo, pues su primer mes en nuestro país fue diciembre pasado) y, sobre todo, para abarcar “un 10% del mercado del VTC”, calculan.

Se trata, eso sí, de productos que valoran sobre todo aquellos que realizan un uso menos intensivo de los coches. Quienes conducen de forma más puntual, buscando optimizar las horas de circulación, “tienen un ahorro salvaje”, afirma Redondo, mientras que, si se está en carretera casi todo el día, “es menos marcado, se parece a un seguro habitual”.

También puedes leer...
España, el país donde se hacen más descuentos para vender coches

Para estos casos, indica otro argumento: “¿Qué pasa si tienes cualquier percance y debes estar parado un mes? ¿Sigues pagando tu seguro? Lo bueno de la tarifa por uso es que te cubres contra esas contingencias”.

En cuanto a las flotas, tras cerrar una ronda de financiación de 42 millones de euros, serán una de sus prioridades. Como expone Redondo, “históricamente, el sector seguros no devolvía valor al cliente; era una commodity, y por ello las empresas elegían el más barato y cambiaban con frecuencia, lo que a su vez provocaba pérdidas para las aseguradoras”.

Su plan es romper el círculo vicioso gracias al Big Data. “Como todas nuestras pólizas están ligadas a dispositivos telemáticos, se pueden sacar valores que ayudan a dos cosas: reducir la siniestralidad (traduciendo los datos en educación para los conductores) y, de consecuencia, aumentar el rendimiento”.

También puedes leer...
Las ITV detectan un aumento de defectos graves en las luces de motos

Lograr que los clientes corran menos riesgos es, además, “la única forma de hacer las flotas rentables para las aseguradoras”, opinan desde Zego. Por eso, preparan ya pólizas en tiempo real, que contemplan factores como la climatología y la densidad del tráfico: “Aún no lo tenemos implantado, pero la idea sería que un trayecto de noche y con buen tiempo tendría una tarifa; si llevas muchas horas conduciendo, subiría un poco; si, de repente, empieza a llover, otro poco. ¿Que no hay tráfico y es de día? Sería más barato. No se trata de cobrar más o menos, sino de ayudar a que tengan el vehículo el mayor tiempo posible en la carretera con las menores probabilidades de que sufra problemas”.

Y es “un futuro muy cercano”, abunda Redondo. “El dato existe, la capacidad de tratarlo también. Hemos vivido en mundos de tablas sectoriales, donde, si tu coche es rojo, tu cuota es más alta. Dentro de poco, dependerá de cómo conduzcas tú, no del color”.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto