viernes 19, julio, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Volkswagen pulsa el grado de atrevimiento de las empresas con el T-Cross

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Juan Arús
Juan Arús
Periodista económico apasionado en transformar objetivos en resultados, Juan Arús (Madrid, 1975) ha trabajado para diversos medios de comunicación escritos de España, generalmente económicos y habitualmente en las secciones de Empresas y Automoción. Gran aficionado a la moda masculina, cuenta con un vasto repertorio de artículos de referencia publicados sobre vestuario clásico en diferentes medios. Edita y dirige Fleet People desde 2015.

Los nuevos escenarios de movilidad han abierto la mente del consumidor corporativo de una manera nunca antes vista. Piense en una oferta de flota de vehículos de empresa para un equipo comercial que no esté específicamente tecnificado ni con necesidades especiales. Piense en un vehículo utilitario de tamaño pequeño tirando a mediano. Que cumpla con su función y que, además, ofrezca un nivel estético destacable dentro de un entorno digital.

La pregunta al respecto sería: ¿por qué conformarse con lo de siempre?

Nuestra respuesta es: T-Cross.

Nos encontramos en un momento de claro cambio de ciclo. Un cambio de chip que afecta a todos los ámbitos y niveles de la sociedad. En el ámbito corporativo y de flotas, ese nuevo estado de las compañías pasa por —desde luego— incluir en sus ‘car policies’, políticas de compras o de renting, vehículos seleccionables bajo una nueva horquilla de criterios desde el punto de vista de la sostenibilidad, el desarrollo tecnológico o la estética mencionada anteriormente.

 

El T-Cross es 12 centímetros más alto que un Polo. Se nota claramente en el interior. // FOTOGRAFÍA: VOLKSWAGEN
El T-Cross es 12 centímetros más alto que un Polo. Se nota claramente en el interior. // FOTOGRAFÍA: VOLKSWAGEN

 

El nuevo Volkswagen T-Cross es un SUV (Sport Utility Vehicle) urbano con un diseño muy atractivo. Es diferente, es práctico, cuenta con un tamaño muy bueno y  comparte plataforma con el Polo, aunque al ser más alto —12 centímetros más—, ancho (nueve centímetros) y largo (5,5 centímetros más), las sensaciones, conducción y sensibilidad al volante son, a nuestro juicio, completamente diferentes.

También puedes leer...
El interés por adquirir furgonetas usadas crece un 69% por el 'online'

Por eso indicamos que este tipo de automóviles, como el T-Cross, son un ejemplo perfecto de cómo modernizar una flota manteniendo unos parámetros de eficiencia y costes adecuados. Por ejemplo si tenemos en cuenta la opción diésel 1.6 TDI de 95CV, un propulsor muy flotero que puede dar muchas alegrías a Volkswagen en el terreno del renting corporativo —con el permiso del Polo, eso sí—.

 

(SI NO VES BIEN EL GRÁFICO, GIRA EL MÓVIL)

 

“No hay duda de que esta opción encaja en el canal de empresas. Para largo recorrido, el diésel aporta menos coste de tenencia y mas eficiencia, por lo que los clientes de flota tienen una respuesta clara a esta necesidades con la mecánica diésel del T-Cross”, ha asegurado Laura Ros, la directora de Volkswagen en España, en la presentación de este modelo ante los medios de comunicación en Landaben (Pamplona), precisamente la cuna industrial del T-Cross, un vehículo con el aliciente añadido de que es made in Spain.

Para un uso corporativo, tanto si es una empresa grande, como mediana o pequeña, un T-Cross con mecánica diésel se puede encontrar desde este momento por una cuota de renting mensual de unos 425 euros mensuales —sin impuestos y sin aportar entrada—, para un contrato de 48 meses y 30.000 kilómetros anuales, con todos los servicios incluidos.

También puedes leer...
Arantxa Hernando (Arval): "La empresa que no sea sostenible, no se sostendrá"

 

La trasera del coche es, desde nuestro punto de vista, el punto fuerte estético del T-Cross. // FOTOGRAFÍA: VOLKSWAGEN
La trasera del coche es, desde nuestro punto de vista, el punto fuerte estético del T-Cross. // FOTOGRAFÍA: VOLKSWAGEN

 

Si la utilización que va a efectuar de este T-Cross no es tan intensiva, es decir, si es usted un autónomo o cliente particular con un cupo de kilómetros más reducido en base anual, siempre puede recurrir a una propuesta de gasolina. Volkswagen ofrece a través de MyRenting un T-Cross 1.0 de 95CV (mira la propuesta aquí) por 304 euros para un contrato de 48 meses y 10.000 kilómetros anuales que incluye mantenimiento, reparaciones y seguro a todo riesgo.

El ambiente de conducción nos gusta mucho. El Volkswagen T-cross dispone de un volante grande, de espacio suficiente para tallas altas y el manejo de todos los mandos necesarios para conducir es intuitivo. El nuevo lenguaje tecnológico que impregna todos los últimos lanzamientos del grupo Volkswagen tampoco es excepción en este modelo, que ofrece el Digital Cockpit —cuadro central digitalizado— en la versión Sport.

 

En el ambiente interior prima lo digital y la comodidad. Nos gusta mucho. // FOTOGRAFÍA: VOLKSWAGEN
En el ambiente interior prima lo digital y la comodidad. Nos gusta mucho. // FOTOGRAFÍA: VOLKSWAGEN

 

Un punto interesante y que resulta fundamental para el terreno corporativo reside en el tamaño del maletero. Este vehículo dispone de un maletero de 385 litros —respecto de los 251 litros de un Polo o los 445 de un T-Roc—, pero dicha cifra se incrementa hasta 455 litros deslizando la banqueta trasera, lo que le sitúa como el SUV urbano con más capacidad. Si deseamos más espacio todavía, el pliegue de las banquetas traseras permite alcanzar 1.281 litros.

También puedes leer...
Casi 4.000 vehículos de combustión transformarán su propulsión a GLP en este 2023

El T-Cross cuenta con otra particularidad que nos gusta bastante. Es muy fácil de configurar porque la propuesta de la marca es sencilla y deja poco margen para la duda. Existen 12 colores disponibles para este coche (algunos de ellos realmente llamativos), que llega al mercado ‘corporate’ con tres versiones disponibles: Edition, Advance y Sport.

 

Con las plazas posteriores abatidas, el maletero alcanza un volumen muy destacable. // FOTOGRAFÍA: VOLKSWAGEN
Con las plazas posteriores abatidas, el maletero alcanza un volumen muy interesante. // FOTOGRAFÍA: VOLKSWAGEN

 

La opción inicial aporta de serie limitador de velocidad, volante multifunción, aire acondicionado, asistente de carril, avisador de choque frontal, detector de fatiga y App-Connect, entre otros.  Esta última ofrece diversas funcionalidades al usuario de un T-Cross a través de una aplicación específica en el teléfono, que posibilita, por ejemplo, saber dónde se ha aparcado el coche la última vez, el historial de rutas efectuadas o información sobre el estado del vehículo.

 

La ’app’ específica de VW posibilita interconectar con el coche. // FOTOGRAFÍA: VOLKSWAGEN
La ’app’ específica de VW posibilita interconectar con el coche. // FOTOGRAFÍA: VOLKSWAGEN

 

El precio de salida del T-Cross es de 18.990 euros para la versión 1.0 TSI de 95CV Edition y concluye en los 24.440 euros que cuesta el 1.0 TSI de 115CV con cambio automático DSG y acabado Sport.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto