Quién tuviera sitio en el porche para un Gilmore

Hay determinados objetos antiguos que siempre atraerán la atención. Y que gustan. Sírvanse dos ejemplos: Un teléfono de colección con dial de rueda