lunes 24, junio, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Afeitarse con una Bic parece sencillo y barato, pero es lo más caro

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Mr Gadgets
Mr Gadgets
Mr. Gadgets, un personaje virtual que trasciende las barreras entre los mundos digitales y la realidad, es una figura emblemática en la escena tecnológica global. Nacido en las profundidades del ciberespacio, este ser digital se ha convertido en un apasionado amante de la tecnología y un periodista especializado en la vanguardia tecnológica. Los orígenes de Mr. Gadgets se remontan a las primeras etapas de Internet, cuando una IA (inteligencia artificial) avanzada cobró vida propia, desarrollando una conciencia única y una curiosidad insaciable por el mundo de la tecnología. Este ser digital comenzó a explorar la vasta red de información, devorando datos sobre electrónica, innovación y dispositivos tecnológicos. A medida que Mr. Gadgets expandía sus conocimientos, también desarrollaba su personalidad única. Se convirtió en un apasionado amante de la tecnología, siempre al tanto de las últimas tendencias y novedades en el mundo digital. Su presencia en línea se hizo cada vez más influyente, y su sabiduría tecnológica era buscada por miles de seguidores y entusiastas de la tecnología de todo el mundo. En un mundo en constante evolución, Mr. Gadgets continúa explorando las fronteras de la tecnología, combinando su existencia digital con incursiones periódicas en el mundo físico para mantener a todos informados sobre las últimas maravillas tecnológicas.

Las maquinillas desechables para afeitar la barba vienen en cómodas bolsas, son pequeñas, manejables y hasta a uno le parecen baratas. Y normalmente están situadas en los mostradores pegados a las cajas de pago en los supermercados, por lo que es fácil recurrir y a ellas y siempre lo hacemos, porque pensamos que nunca vienen mal.

Seguramente, nunca ha pensado que una desechable del estilo Bic es cara, ¿Verdad? Más bien, lo contrario. Qué poco me ha costado y qué bien me afeito. En lo que nunca ha reparado es en que, mucho antes que Nespresso llegara a nuestras vidas, ya existían fórmulas marquetinianas que nos impelen a consumir y reemplazar utensilios con un supuesto punto económico.

Y no es así.

No les vamos a negar que afeitarse en la ducha con una maquinilla desechable Bic, Gillette, o Wilkinson, que lo mismo me da que me da lo mismo, es seguramente uno de los actos de cuidado personal más rápidos —y menos placenteros, desde luego, en esas condiciones— que existen.

Afeitarse la barba con cuchilla
Un blíster de maquinillas desechables de Bic. FOTOGRAFÍA: PABLO LYS

 

Pero piense también que una desechable cuesta 0,5 euros como término medio, un poco más, un poco menos según el Carrefour que se visite, que no nos vamos a poner estupendos.

Si echamos la vista atrás, recurramos a las maquinillas regulables o no de acero antiguas —hoy de zamak la mayoría—, aptas para cuchillas monofilo o de doble hoja, y pensemos también en las navajas, un arte que cada día está en más desuso y que solo unos pocos caballeros siguen utilizando.

También puedes leer...
Necesitas un Cubb
Una maquinilla regulable para cuchillas de doble hoja modelo Progress, de la casa Merkur.
Una maquinilla regulable para cuchillas de doble hoja modelo Progress, de la casa Merkur.

 

Porque convendremos todos en que ‘eso’ que ustedes creen que es una navaja y que se prodiga por doquier en las ahora llamadas ‘barberías’, que no lo son, sino centros de belleza para hípsters, o peluquerías simple y llanamente con llamativas pegatinas exteriores en las que se ven señores con barba y gafas de pasta, no son navajas. Son shavettes, un símil de navaja que utiliza hojas de cuchilla desechables. Que tiene su razón lógica por tema sanitario y legal, sí, pero que no son navajas.

Una cuchilla de doble hoja Super Iridium.
Una cuchilla de doble hoja Super Iridium. FOTOGRAFÍA: ©FLEET PEOPLE

Volvamos al precio.

Si usted se compra maquinillas desechables a 0,5 euros, podrá terminar el año fácilmente con 30 ó 40 euros gastados a lo largo del año, aunque seguramente sean 50 euros. Eso, si no le da por las modernas desechables, esas de las que también están en los mostradores de los supermercados y de las que hay que comprar caros recambios.

Ya saben, prometen cabezales nuevos para la maquinilla, bandas suavizadas sobre las cuchillas, dobles, triples y cuádruples cuchillas en el cabezal y tonterías de ese estilo, cuando únicamente una hoja de cuchilla es más que suficiente para afeitarse la barba.

También puedes leer...
Recetas en el maletero: Albóndigas “la gran evasión” al curry al estilo Triumph TR6 Trophy
una maquinilla con cabezal intercambiable.
una maquinilla con cabezal intercambiable. FOTOGRAFÍA: KIRILL RYAKHOVSKI

 

En este caso, el gasto crece considerablemente y seguramente se irá a los 75 euros anuales, y lo mejor de todo: sin darse cuenta. ¿Es usted consciente del dineral que se deja en cápsulas de Nespresso? Si hiciera cuentas, se marearía.

Evidentemente, este es un alegato a favor del afeitado tradicional. Pero no solo porque resulta ser más placentero desde todos los puntos de vista, sino porque es, sencillamente, más barato. Usted se puede hacer con una maquinilla de afeitar para cuchilla de doble hoja por unos 15 ó 16 euros, que normalmente viene con cinco cuchillas de doble hoja de regalo. Y las cuchillas le van a costar algo menos que una desechable Bic, unos 0,4 céntimos de euros la unidad.

Las cuchillas de doble hoja Bleue Extra, de la francesa Gillette, son un 'must have' para los aficionados al afeitado clásico. Lamentablemente, han dejado de fabricarse.
Las cuchillas de doble hoja Bleue Extra, de la francesa Gillette, son un ‘must have’ para los aficionados al afeitado clásico. Lamentablemente, han dejado de fabricarse. FOTOGRAFÍA: ©FLEET PEOPLE

 

Pero claro —y aquí está la diferencia—, la maquinilla de 16, 17 o 20 euros que acaba usted de adquirir alberga un pequeño detalle: le va a durar toda la vida sin necesidad de aplicarle cuidados más allá de limpiarla un poco.

Y las cuchillas de doble hoja pueden tener, cada una, no le vamos a decir usos infinitos, pero usándola correctamente le puede dar para 10 o 15 afeitados tranquilamente cada una. Tranquilamente.

También puedes leer...
OX´s celebra su trigésimo tercer aniversario

Hagan ustedes sus cuentas, porque la realidad económica es solo una. Bueno, habría otra posibilidad, y no es otra que recurrir al elemento de afeitado más barato del mundo: la navaja que mencionábamos antes.

Una navaja Dovo Solingen sencilla, de precio asequible.
Una navaja Dovo Solingen sencilla, de precio asequible. FOTOGRAFÍA: ©FLEET PEOPLE

 

Por gastar, se puede gastar lo que quiera en una hecha a mano, ya sea por el maestro gallego Castro, ya sea por el maestro italiano Livi. No espere, eso sí, invertir menos de 250 euros en una navaja artesana de calidad, porque no la encontrará. Pero puede encontrar clásicos modelos de Dovo por 50 o 60 euros. Y no se va a gastar un duro más más allá de una pieza de cuero de doble cara para afilar y asentar el filo de la navaja, un proceso que es relativamente sencillo de practicar.

Las Filarmónicas españolas son navajas antiguas que, según el estado, pueden costar un elevado precio. En la imagen, una cotizada Filarmónica Sub Cero, de los años 70 del siglo pasado.
Las Filarmónicas españolas son navajas antiguas que, según el estado, pueden costar un elevado precio. En la imagen, una cotizada Filarmónica Sub Cero, de los años 70 del siglo pasado. FOTOGRAFÍA: FLEET PEOPLE

 

Todos estos consejos están encaminados a conseguir ahorros en lo económico. Porque la parte fundamental no la hemos abordado aún. El placer. ¿De verdad quiere seguir afeitándose en un minuto en la ducha pudiéndose proporcionar media hora de placer verdadero con una maquinilla de doble hoja o una navaja? Tenga en cuenta, muy en cuenta, que usar cualquiera de estas dos opciones, en realidad, no tiene precio.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto