Los fabricantes piden un plan fiscal «verdadero» para la automoción española