Casi el cien por cien de las piezas de un vehículo son ya reciclables