viernes 19, julio, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Los SUV se consolidan como el vehículo de empresa más deseado

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Fenómeno SUV » El mercado corporativo se rinde ante la nueva estrella, los Sport Utility Vehicles. Comprenda por qué triunfan. Y por qué debe incorporarlos ya a su portfolio.

Para las empresas, los vehículos que matriculan sus flotas son herramientas e instrumentos de trabajo”. “Las empresas seleccionan los vehículos de sus flotas en función de la misión o servicios que tienen que desarrollar”. Como estas, hemos oído muchas veces este tipo de aserciones respecto de los modelos que componen una flota. Afirmaciones que podrían hacer pensar que las flotas están al margen de las modas existentes en el mundo del automóvil al elegir un coche, ya que sólo criterios racionales fundamentan su decisión.

Esa es la teoría, pero la realidad es muy distinta. Las matriculaciones en el canal de flotas están igualmente sujetas a las modas y estilos del mercado global. Y prueba de ello es el creciente éxito que los SUV (Sport Utility Vehicles) también tienen en flotas de empresa.

¿Interesan los SUV a las empresas? A la vista de las cifras del mercado es evidente que sí.

Primero, porque cualquier tipo de vehículo puede resultar de interés para la flota… siempre que responda a las necesidades de uso que debe cubrir y se adapte al presupuesto asignado para cubrir el mismo.

Cualquier SUV puede resultar interesante, pero eso no significa que el mejor coche para cubrir el servicio o función asignada deba ser forzosamente un SUV. Pero ¿qué es un SUV? Realmente, ni tan siquiera el mercado lo define con certeza. Seguro que no es un monovolumen, ni un todoterreno. Tampoco una berlina o una ranchera y ni mucho menos un cabrio o un coupé. No es nada de eso, pero tiene un poco de cada uno de ellos.

Lo justo para que ya haya SUVs en todos los segmentos del mercado.

Su éxito ha alcanzado tales cotas que todas las marcas pelean por su trozo del pastel con modelos de todos los tamaños y características a los que de inmediato les colocan el apelativo de SUV, crossover o todocamino.

SUV

Posición comercial de privilegio

Y sin duda aciertan, porque las matriculaciones de SUVs no dejan de crecer, tanto en el mercado global como en el de las flotas de vehículos de empresa.

“Se han convertido en el segmento más relevante del mercado de particulares, por encima de los tradicionalmente primeros, como eran el de los compactos y los pequeños. Ya en 2015 el segmento SUV ocupó la primera posición, consolidada y aumentada en 2016. En este sentido no debemos hablar ya de un segmento SUV, ya que este supone una agrupación de diferentes segmentos a tenor de las diferencias entre los modelos” afirma el gerente de Flotas y Vehículos Comerciales de General Motors, José Antonio San Pedro, para quien “el crecimiento de los modelos SUV dentro del mercado de Flotas ha sido notable, duplicando su peso relativo en este mercado.

También puedes leer...
La flota de eléctricos de Arval crece un 123% en 12 meses

30%


En 2016 se vendieron 328.376 automóviles a nombre de empresa en nuestro país. El 30,4% de esa cantidad, 99.699 unidades, se correspondió con Sport Utility Vehicles.


SUV
Pegados a las empresas. De arriba a abajo, José Antonio San Pedro, gerente de Flotas y Vehículos Comerciales de General Motors, Amaya Saiz, Gerente de Ventas Corporativas, Directas y Especiales de BMW Ibérica y Francisco Saúco, máximo responsable de Ventas a Empresas y Vehículo Comercial de Nissan. // FOTOGRAFÍA: DANIEL SANTAMARÍA /BMW/FERNANDO ARÚS

“Es una evolución clara en los últimos años; sin embargo, no debemos perder de vista que el segmento Compacto, así como el medio y el pequeño siguen siendo las referencias del sector”, anota a Fleet People.

Para Francisco Saúco, responsable de Ventas a Empresas y VCL de Nissan, “el mercado de flotas cada vez mira más hacia este tipo de vehículos prácticos y versátiles. De hecho, el Nissan Qashqai es líder en el canal de empresas. Poco a poco los crossovers comienzan a despuntar entre las elecciones de las empresas. Por eso, Nissan tiene una red especializada en este tipo de clientes. De hecho, hay servicios exclusivos para el cliente de empresa en materia de financiación o garantía”, indica a esta publicación.

Según Amaya Saiz, Gerente de Ventas Corporativas, Directas y Especiales de BMW Ibérica, el éxito de los SUV “es incluso mayor en el mercado de empresas, ya que crece respecto del año anterior en un 36% frente al 21% en que lo hizo en el mercado de particulares”. Las matriculaciones de SUV en el mercado de flotas y empresas “está afectando principalmente a los segmentos Estate (el de los modelos ranchera, Touring o Avant), monovolúmenes grandes y monovolúmenes pequeños”, explica Saiz. 

De la misma opinión es Francisco Saúco, para quien el gran perjudicado ha sido “el segmento de las berlinas tradicionales, que ha perdido cuota en este canal en los últimos años en favor de los crossovers”.

Los vehículos tradicionales son los más afectados por la llegada de la moda SUV al canal de empresas.

SUV

“Este canal está en constante aumento y la confianza empresarial indica que la tendencia seguirá al alza. Pero es que el parque de flotas necesita renovación, lo que supone una oportunidad para seguir creciendo en este canal y en el segmento concreto de los crossovers”, dice Saúco.

El inicio de todo

El despertar de los SUV se produjo con la llegada del Nissan Qashqai, en 2007. No fue el primer SUV, pero sí el modelo que revolucionó el mercado al ofrecer un SUV más de andar por el asfalto y, en especial, por la ciudad. Desde entonces se ha pasado de las 135.519 unidades que se vendieron en 2007, cuando el mercado español matriculaba 1.634.656 unidades al año, a las 351.100 unidades SUV matriculadas en 2016, con un mercado de 1.147.007 unidades. 

También puedes leer...
Mutua Madrileña in talks with Spanish operating lease giants to enter in the lease sector

La cuota de mercado de los SUV es ahora mucho más elevada: un 30,61% en 2016 frente al 8,29% de 2007. El incremento se acentúa año tras año.  El crecimiento de los SUV en el mercado de empresas también es un hecho. En 2012, las empresas matricularon en España 224.900 unidades, de las cuales 43.834 eran vehículos SUV, lo que suponía una cuota del 19,4% en el mercado de empresas.

En 2016, apenas cuatro años después, las empresas han matriculado 328.376 unidades de las cuales 99.699 fueron SUV. ¿A qué se debe este éxito? ¿Es más rentable y eficiente contar con modelos SUV en la flota en lugar de con modelos de otro tipo como venía sucediendo hasta hace unos años?

Para José Antonio San Pedro, de Opel, “el mercado demanda líneas nuevas, novedades, no solo en relación a equipamiento, sino también a diseño y, en determinados casos, confort de acceso al vehículo o a la zona del maletero. Asimismo, son un elemento motivacional para algunas personas que lo utilizan. Y en función de su uso ofrecen una serie de ventajas como son, entre otros, la visibilidad”, destaca.

Cualidades adicionales

Amaya Saiz, de BMW, incide en que los SUV aportan “mayor polivalencia, porque aúnan las características de un turismo, de un monovolumen y de un todoterreno; más seguridad, porque aspectos como la mayor altura del puesto de conducción proporciona mayor visibilidad de la carretera; e imagen, porque su atractivo diseño permite a las empresas transmitir novedad, tendencia e innovación al incorporar a sus flotas vehículos de un segmento que está de moda y que el mercado demanda”.

De su lado, Francisco Saúco considera que los SUV “son vehículos representativos con un diseño atractivo, cargados de toda la tecnología actual, versátiles y eficientes. Estos adelantos tecnológicos hacen que se conecten en todo momento con las necesidades de las empresas”. Por imagen, a las empresas les interesa tener SUV en la flota. Tienen un diseño moderno y atractivo pero, en las flotas, lo importante son los costes, tanto los de adquisición como los de uso.

SUV

“Los costes de TCO de estos modelos son buenos, incluso mejores que los de muchas berlinas y compactos. Esto se debe a la variedad de modelos que existen hoy en día y a la mejora en los valores residuales que se ha producido en este segmento debido al aumento de la demanda en el mercado de ocasión. Cuando una empresa compra este tipo de vehículo, los números tienen que salir y de hecho salen, aunque el ‘efecto moda’ que está viviendo el segmento tiene también su peso en la decisión de compra”, afirma Amaya Saiz.

Aun así, sus mayores costes siguen siendo todavía una de las razones por las cuales los SUV no son el segmento mayoritario del mercado.

También puedes leer...
Michelin implementa un servicio de optimización de neumáticos para el sector de flotas

José Antonio San Pedro estima que “en las grandes flotas, así como en las medianas, con alto componente financiero en la decisión, hay elementos esenciales por su alto peso en el cálculo del TCO, como son el consumo. Es innegable la mejora sustancial en los diferentes aspectos que engloba el coste total de posesión del vehículo de los SUVs, pero sí es cierto que este aspecto más racional inclina en muchos casos la balanza en la decisión final”. “El tipo de vehículo, la segmentación a la hora de tomar una decisión, está influida por múltiples aspectos”, afirma San Pedro.


8%

Hace apenas 10 años, la cuota de mercado de los SUV era del 8,2%. Hoy está fijada en casi el 31% del mercado de automoción español.


Motivación y otros factores

“Cuanto más prima el aspecto económico puro y duro, más lejos está la decisión de inclinarse por un SUV, pero no quiero dejar de lado la motivación de los usuarios, la cual también desde un punto de vista económico se puede llegar a cuantificar, lo que, en función del tipo de trabajo a desarrollar con el vehículo, puede determinar la decisión de compra”, subraya el ejecutivo.

Hay otros factores que influyen y pesan en la decisión final. En opinión de Francisco Saúco, “las compras efectuadas por las empresas son mucho menos emocionales que las realizadas por los particulares y responden a otros criterios como el precio, la eficiencia o el consumo. En todos estos factores los crossovers de Nissan están muy por encima de las berlinas tradicionales pero, además, poco a poco la empresa quiere introducir el elemento emocional hacia el empleado y el factor diferenciador”.

Los SUV han llegado al mercado de las flotas y lo han hecho para quedarse.

Según Amaya Saiz, BMW está apostando con fuerza por este segmento, “ofreciendo actualmente una gama muy amplia que se adapta a las necesidades de la empresa. La tendencia del mercado indica que este segmento va a continuar creciendo y, por tanto, los segmentos más tradicionales van a seguir viéndose afectados. Por eso aumentaremos la gama con nuevos modelos como el X2 y el X7”, explica la directiva a Fleet People.

Y tanto que han llegado para quedarse. Los Sport Utility Vehicles se extienden como una plaga. De cada cuatro matriculaciones que se están cerrando en el mercado del automóvil actual, una es un SUV.

Y cada vez llegan más modelos y en todos los segmentos. Pero tampoco conviene olvidar que las berlinas, los compactos y los utilitarios todavía comparten el mismo o superior protagonismo en el mercado.

Por algo será.

Fleet People

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto