La espera para un vehículo electrificado se alarga a siete meses