El renting y leasing global expandirá su negocio con unos ingresos de 378.000 millones en 2022