El mercado europeo de automóviles desciende hasta niveles de hace 25 años