El nuevo Grandland X, el tercer SUV que lanza Opel al mercado tras el Mokka X y el reciente CrossLand X. estará próximamente en los concesionarios con una gama que arranca en los 25.100 euros, sin la aplicación de los descuentos promocionales de la marca.

El Grandland X se sitúa al frente de la familia SUV de Opel y es uno de los dos productos, junto con el Crossland X, que ha sido desarrollado conjuntamente con el grupo automovilístico francés PSA, aunque antes de que este haya adquirido a General Motors el fabricante Opel.

De la misma forma que el Crossland X comparte plataforma y soluciones motrices con el Peugeot 2008 y el Citroën C3 Aircross (Crossland X y C3 Aircross se fabrican en la planta de Opel en Figueruelas), el Grandland X lo hace con el nuevo Peugeot 3008, con el que también comparte equipamiento tecnológico y motores y cadena de producción en Francia.

Con este nuevo modelo y los dos más pequeños de la familia, Opel toma posiciones en el creciente segmento SUV, en el que sólo los compactos la cuota de mercado de los SUV ha aumentado del 7% en 2010 a casi el 20% actual.

Con 4.477 milímetros de largo, el Grandland es 20 centímetros más largo que el Mokka X y exhibe un ancho, din retrovisores, de 1.856 milímetros y una altura de 1.609 milímetros de altura.

La distancia entre ejes es de 2.675 milímetros, lo que permite un interior espacioso para cinco personas y un volumen de carga de 514 a 1.652 litros para equipaje y material deportivo. Esta capacidad le coloca a la altura de los Station Wagon (familiares) de clase compacta.

Con estas proporciones, el Opel Grandland X se muestra como un SUV de aspecto robusto desde todas las perspectivas. En la parte delantera, encima del cubre cárter, la prominente parrilla exhibe el “Blitz” de Opel.

Unas barras cromadas con forma de ala abrazan el logotipo de la marca y fluyen hacia el exterior hasta los delgados faros LED con luces diurnas en forma de doble ala, ensanchando visualmente la parte delantera y dando al Grandland X una apariencia sólida. El capó presenta el pliegue característico de Opel, una expresión de la filosofía de diseño de Opel de “arte escultural unido a precisión alemana”.

Los esculpidos pasos de rueda y el revestimiento protector en la parte inferior de la carrocería otorgan al Grandland X el atractivo de un todoterreno.

El Grandland X cuenta con una línea de techo de marcada caída pronunciada con los pilares C avanzados, que también crea un enlace dinámico con la parte posterior. La vista trasera del Grandland X potencia el carácter deportivo y musculado del recién llegado.

En el interior, el panel de instrumentos y la consola central con pantalla táctil están claramente dispuestos y alineados horizontalmente con el conductor. La consola central tiene tres filas horizontales de controles para un acceso intuitivo a las funciones multimedia, de control de climatización y del chasis.

En motorizaciones, para el Grandland X se han configurado dos motores con reducidas emisiones de CO2 disponibles que se pueden combinar con una moderna transmisión manual de seis velocidades o una transmisión automática de seis velocidades optimizada frente a la fricción, ambas con la tecnología Start/Stop de serie, además dela tracción electrónica opcional IntelliGrip.

El motor turbo de gasolina con inyección directa de 1.2 litros, fabricado completamente en aluminio, ofrece 130 CV y un par máximo de 230 Nm a 1.750 rpm, con un consumo de combustible combinado de 5,1 a 5,5 litros y unas emisiones de 117 a 127 gramos de CO2 por kilómetro.

El motor diésel de 1.6 litros con 120 CV ofrece un par máximo de 300 Nm a 1.750 rpm con un consumo combinado de 4 a 4,6 litros y emisiones de 104 a 118 gramos de CO2.

Para quienes busquen aún más potencia, Opel ampliará la oferta de propulsión del Grandland X en un futuro próximo, también con un motor diésel y una nueva transmisión automática de 8 velocidades.

Con la tracción electrónica opcional IntelliGrip, que mejora el agarre a la carretera en cualquier situación, el conductor puede elegir entre cinco modos de conducción. El sistema adapta entonces la distribución del par a las ruedas delanteras, permite el patinamiento de la rueda si es necesario, y ajusta con la transmisión automática los puntos de cambio, así como la respuesta del acelerador.

El Grandland X incorpora de serie numerosos equipamientos, como las luces diurnas y los pilotos traseros LED, la Alerta de Cambio Involuntario de Carril, el Reconocimiento de Señales de Tráfico, el Control de Crucero Inteligente, todas ellas basada en cámara, el Sistema de Arranque en Rampas, el Radio IntelliLink R4.0 con Bluetooth, manos libres y compatible con Apple CarPlay y Android Auto y el Climatizador Digital Bizona.

El servicio de asistencia y conectividad personal Opel OnStar se incluye de forma estándar en todos los modelos. El diseño fresco y dinámico del nuevo SUV compacto de Opel hace que resulte muy llamativo, más aún con el acabado opcional de dos colores.

El Grandland X también cuenta con un amplio listado de sistemas de asistencia, como la Alerta de Colisión Frontal con Detección de Peatones y Frenada Automática de Emergencia, la Alerta de Somnolencia del Conductor, el Asistente Avanzado de Aparcamiento y la Cámara de visión 360° son sólo algunos de los más destacados.

Los sistemas opcionales como el Control de Velocidad de Crucero con función de frenado, que mantiene la velocidad y la distancia seleccionada con el vehículo que va delante y frena hasta parar o acelera el Grandland X cuando se requiere, completan los dispositivos de seguridad.

En el Grandland X se dispone de un alto grado de conectividad con la última generación de sistemas multimedia IntelliLink y el asistente personal de conectividad y servicio Opel OnStar, que ahora incluye nuevas posibilidades como la reserva de habitaciones de hotel y la búsqueda de aparcamiento.

Opel incorpora al nuevo modelo los Faros Delanteros Adaptivos (AFL) con tecnología LED. Funciones tales como luces en curva, asistencia de haz de carretera y nivelación automática garantizan una óptima iluminación de la carretera.

Compartir
Artículo anteriorSkoda lucha contra la despoblación con Los Cowboys del Desierto
Artículo siguienteSeur incorpora a su flota de vehículos dos camiones de GNV
Fernando Álvarez
Fernando Álvarez ha sido Jefe de la Sección de Motor de la Agencia de Noticias EFE durante más de 25 años. Gran experto en todo lo que tenga relación con las cuatro ruedas, es un apasionado de las nuevas formas de movilidad sostenible y tiene su propio blog (www.ecocarblog.com). En Fleet People nos muestra cuáles son las últimas novedades y tendencias de producto de las principales marcas de automóviles.