viernes 19, julio, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

El europtimismo llega a las flotas de vehículos: buenas previsiones para 2018

Share & Fleet

En este texto...

Autor

Redacción
Redacción
La redacción de Fleet People trabaja para ofrecer a los lectores una información de calidad y actualizada sobre el sector de las flotas y el renting. El equipo está comprometido con la excelencia periodística, y se esfuerza por ofrecer un contenido útil y atractivo para los lectores, ser un referente informativo para los profesionales del sector y contribuir al desarrollo del mismo. La redacción de Fleet People está liderada por Juan Arús, director de la revista y del medio digital. Arús es un periodista con 25 años de experiencia en el sector de la automoción.

Los economistas de Bruselas consideran que España seguirá creciendo en 2018 y en 2019. A comienzos de febrero pasado revisaron las previsiones de crecimiento para España al alza, y lo hicieron metiendo el paquete de consideración las turbulencias políticas que han acontecido en los últimos meses.

Las indicaciones sobre el conjunto de Europa tampoco son negativas. Más bien, al contrario, aun tratándose de una economía madura y, por lo tanto, de crecimiento pausado.

“Los crecimientos han vuelto y serán duraderos”, ha asegurado recientemente ante los medios de comunicación Pierre Moscovici, comisario de Economía y Finanzas de la Unión Europea.

Se prevé que la Eurozona crezca un 2,3% este ejercicio como promedio y en su conjunto, un dato que en el caso español aumentará hasta el 2,6% —previsión del PIB—, un punto porcentual por encima de la anterior estimación efectuada por la Comisión Europea, en noviembre de 2017. Hace muy poco tiempo.

Las expectativas se materializan incluso teniendo en cuenta efectos adversos clave, como puedan ser para la economía continental la espantada de Reino Unido en forma de Brexit o, bajando un escalón hacia el sector del automóvil y su influencia en la economía de la Unión Europea —el 6% del empleo (13 millones de trabajadores) y el 7% del PIB—, los efectos directos e indirectos provocados por la persecución a los motores diésel.

El último indicador de sentimiento de confianza del consumidor anotado por las autoridades europeas, en enero pasado, marcó un ligero retroceso hasta 114,7 puntos —sobre base 100 neutra—, pero llevaba meses marcando picos récord en el área común formada por la UE y el conjunto de los países de Europa.

 

previsiones 2018

 

¿Y qué ocurre con el mismo indicador de empresas? ¿En los negocios? EL BCI o Business Climate Indicator en el área del euro se redujo mínimamente el pasado enero (en 0,06 puntos) y desde su récord histórico desde el año 1985 y con 1.60 puntos (base cero) marcado en diciembre de 2017.

Nubarrones, lo que se dice nubarrones, y al menos en lo tocante a lo económico y siempre que no se produzcan movimientos geopolíticos o sociales inesperados, no parecen vislumbrarse a corto plazo en el territorio continental.

 

Bajando un escalón

Con previsiones al alza en el apartado industrial, en los salarios y el empleo y en la confianza actual del bolsillo del ciudadano, proclive a explayar el gasto; esto es, preparándose el cóctel perfecto para que las locomotoras de la economía (véanse, las empresas) incrementen su actividad, y por tanto se decidan a elevar sus pedidos para aumentar la flota de vehículos en cartera —a esto queremos llegar en este artículo—, el sector del automóvil afronta un ejercicio de claras luces en el ámbito comercial.

“El debate en torno a la prohibición de circular con coches como ayuda para combatir la contaminación es el único factor que puede condicionar de algún modo las decisiones de compra de automóviles de los consumidores”, afirma el presidente de la patronal del automóvil alemana VDA, Matthias  Wissmann.

Alemania, la primera economía europea y principal del automóvil, espera que las matriculaciones de automóviles nuevos cedan en el país un 2% aproximadamente este año.

No obstante, hay que tener en cuenta un dato fundamental: el ejercicio pasado fue el segundo mejor año para la venta de coches en el país después de 2009 —3,88 millones—, con 3,44 millones de turismos comercializados. El país espera igualmente que la producción de vehículos se mantenga estable en el entorno de 459.000 vehículos y que las exportaciones aumenten un 1%.

También puedes leer...
Europ Assistance lanza EA Telematics

 

previsiones 2018

 

Con un sentimiento de confianza empresarial IFO que en enero pasado se encaramó en Alemania hasta los 117,6 puntos (base neutra: 100), cuando todos los analistas económicos esperaban que se redujese hasta 117 puntos, se espera que este año las compañías generen más pedidos de coches para ensanchar sus flotas en el país teutón, y especialmente en las actividades más relacionadas con el comercio ligado al consumo.

“Tanto en España como en Europa se está notando el empuje hacia arriba, aunque la tensión en los precios es un factor que hoy está en el orden del día”, confía a Fleet People el director de Flotas de una de las principales marcas de coches que operan en España.

 

El ritmo de los grandes

Las matriculaciones de automóviles de empresa crecerán al menos un 2% en Alemania y se situarán en un volumen cercano a 864.000 unidades en 2018, de acuerdo con estimaciones facilitadas en exclusiva a este magazine por la consultora especializada MSI Iberia. En el caso de Italia, su volumen de ventas a nombre de sociedades —sin rent a car— se colocará en 662.000 turismos y vehículos comerciales a lo largo de este ejercicio, lo que representaría un incremento del 5,9%, de acuerdo con la misma consultora. Ambos son datos de crecimiento reseñables teniendo en cuenta la madurez de los mercados europeos de los que hablábamos al comienzo del reportaje.

 

Claroscuros

Estamos en marzo y la evolución del mercado de flotas global presagia un buen 2018, aunque con nubes que deben disiparse.  A mes de enero en varios de los mercados globales del vehículo corporativo —estas matriculaciones se publican más tarde en muchas regiones—, las entregas a flotas en EEUU mantienen una tónica dubitativa pero reducen los descensos, con 195.957 unidades en enero, un 3,4% menos. Reino Unido ha matriculado 94.199 ventas, un 3,9% menos. En Francia, con 65.000 automóviles, las entregas a empresas crecen un 9,4% en enero. La penetración de leasing y renting sobre el de empresas ha subido al 33% en Francia sobre el promedio habitual del 31%. La mejor noticia flotista recae en Alemania, con un aumento del 10% en las ventas a empresas.

 

En el caso de Reino Unido, el espejo en el que se miran todas las economías del vehículo corporativo del continente europeo, y con 1,54 millones de automóviles encauzados en el sector de flotas el año pasado, se espera que en 2018 esta cifra se reduzca en el entorno del 5%, debido según la patronal del automóvil británica, SMMT, a la confusión que está generando entre el consumidor de vehículos privado y de empresa la coyuntura que rodea al Brexit y el rechazo a los propulsores diésel.

“No cabe duda de que estos mensajes con carga ‘anti’ afectan al entorno, pero el comprador también tiene que tener en cuenta que mantener vehículos viejos en la carretera no sólo incrementa los costes de mantenimiento, sino que ralentiza los objetivos de reducir las emisiones que todos buscamos”, ha explicado recientemente el primer ejecutivo de SMMT, Mike Hawes.

No hay que dejar a un lado tampoco otro hecho muy importante que lo desliga todo de condicionantes como el diésel o el Brexit. O que, al menos, lo suaviza. El mercado de automoción de Reino Unido marcó el ejercicio pasado y en su conjunto el tercer mejor registro de la última década, con algo más de 2,5 millones de unidades.

También puedes leer...
Brasil da luz verde al megapaquete de ayudas para renovar las flotas con carácter ecológico

¿Dónde sí debería colocarse el foco? Con un retroceso general de algo más del 5%, el apartado de matriculaciones de flotas en Business, las exclusivas de compra de empresa, cedieron cerca de un 8% con algo más de 105.000 unidades, de acuerdo con los datos de SMMT. Por ahí si se puede comenzar un análisis.

 

El ‘Spanish Case’ y alguno más

España, de su lado, sigue viviendo un momento dulce que por el momento no parece tener final. De todas las principales economías europeas del automóvil de empresa es la que maneja mejores previsiones de crecimiento para 2018, con un 6,8% de incremento y un volumen total de 502.231 unidades comercializadas bajo el renglón de empresa, según cifras aportadas a Fleet People por la consultora MSI Iberia.

El mayor crecimiento provendrá de los turismos, que elevarán en 25.000 unidades aproximadamente su número y en comparación con 2017, mientras que los vehículos comerciales incrementarán su volumen en unas 8.000 unidades, siempre teniendo en cuenta el canal de empresas totales con renting.

Este último apartado, el de renting, continuará además reportando muy buenas cifras a España.

 

previsiones 2018

 

Las previsiones de crecimiento del alquiler de vehículos a largo plazo con servicios incluidos se situarán en cerca de 145.000 unidades este año en el caso de los turismos, lo que supondrá un alza del 9%, en tanto que las de vehículos comerciales en renting subirán un 2,4%, para totalizar algo más de 35.000 unidades.

Estas consideraciones sobre lo que ocurrirá en España cuando acabe el año aportan optimismo y, a tenor de las cifras, una única observación que debe vigilarse bien: la ralentización en el nivel de crecimiento del renting en el apartado de comerciales no puede tomarse a la ligera.

Economistas de la talla del político Luis de Guindos siempre han considerado, dentro del mercado del automóvil como gran indicador adelantado de la economía nacional, la evolución de las ventas de vehículos comerciales como uno de los aspectos que hay que tener muy en cuenta en la hora de analizar el estado de confianza y pulso adquisitivo de las personas y de las empresas y, sobre todo en estas últimas, de aquellas más pegadas a la cotidianeidad, las pymes, y en el caso de las personas, los autónomos.

 

Francia, Italia

Rozando las 802.000 unidades, un volumen importante que la sitúa como tercera en Europa, el mercado de empresas francés creció un leve 1,5% el año pasado, de acuerdo con el Observatorio del Vehículo Corporativo, un incremento menor que los expresados en años anteriores —incremento del 8,1% en 2016 con 790.000 unidades y del 6,3% en 2015, con 730.000—.

La buena noticia, igualmente, es que el segundo semestre del ejercicio pasado experimentó cierto empuje, con tres décimas de mejora respecto del primer semestre, lo que invita a pensar a que las empresas francesas continúan este año en la senda del crecimiento en sus pedidos. De un modo inverso al caso español, las matriculaciones de turismos por parte de las empresas se redujeron en un 0,3% en Francia el año pasado, mientras que crecieron un 4% las de comerciales.

Con un 32% del mercado corporativo centrado en leasing, renting y matriculaciones a nombre de la Administración, las asociaciones del sector calculan que el mercado de empresa local puede crecer en el entorno del 3% este ejercicio.

También puedes leer...
El mercado de coches de Italia cae un 15%, con 152.000 unidades

Una estimación que Italia supera, ya que se prevé que sus ventas de automóviles a empresas crezcan en su conjunto en un 6% en 2018, hasta situarse en el entorno de 660.000 automóviles de turismo y comerciales.

 

previsiones 2018

 

El mercado corporativo italiano aumentó con mucha fuerza el año pasado y hasta 624.000 unidades, con un crecimiento del 22,3% en comparación con 2017, según datos de MSI.

Holanda mantendrá sus números este año y en el entorno de 380.000 automóviles corporativos, Polonia rebasará las 400.000 unidades con más de un 4% de incremento.

 

Moderado optimismo

Extrayendo los datos de otras grandes economías, el resultado es de un moderado optimismo flotista. La inclusión del término moderado procede del análisis de las cifras corporativas que maneja Estados Unidos, la primera economía mundial con permiso de China.

En el mercado automovilístico más complejo del mundo, las ventas de automóviles a flotas cedieron un 8,1% el ejercicio pasado, con 2,53 millones de unidades que representaron el 15% sobre los 17 millones de vehículos que se comercializaron en el país.

Ese porcentaje de caída, sin embargo, es más grueso si se extrae de la cifra total el medio millón de entregas que se efectuaron a Administraciones Públicas y las más de 760.000 ventas concretadas en forma de alquileres diarios por las marcas de automóviles, rental days que computan en el mercado de flotas estadounidense. En ese sentido, las flotas vieron cómo en 2018 se redujo su presencia en forma de ventas en un 6,35%  y hasta un volumen algo superior a 700.000 unidades. Los turismos fueron los grandes damnificados, con un 17,5% de retroceso en el mercado de flotas y los todopoderosos trucks, el tipo de vehículo más vendido en el país, crecieron en flotas, eso sí, un 4,8% en 2017.

Con un mercado mundial en el que falta la tecla principal china, un gigante que este año puede llegar a 30 millones de automóviles con una política oscura en cuanto a la publicación de datos sobre el tipo de vehículo que se vende en el país, tan oscura que no se conocen las ventas corporativas de automóviles en el país, no parece sensato extraer que con el conjunto de estimaciones y evoluciones del mercado existentes sobre la mesa que el mercado de flotas europeo y, posiblemente el mundial, crecerá en una cómoda franja instalada entre el 2% y el 6% en 2018.

Ahora sólo queda que los hechos confirmen los pronósticos.

 

El ‘push’ nacional

Hemos dejado para el final el comentario sobre la evolución española porque merece la pena destacar que es el país europeo y global en el que el mercado corporativo mejor está evolucionando. Las ventas de automóviles a empresas han aumentado un 21,7% en los dos primeros meses del año, con casi 81.500 unidades matriculadas que suponen el 33,2% del mercado. Esa buena tónica se sustenta en la trayectoria positiva de las matriculaciones de coches calificadas como puras, es decir, efectuadas directamente por empresas,  que suman 29.000 unidades hasta febrero, un 55,2% más. y a ello se suman las operaciones de renting, que alcanzan casi las 28.000 unidades entre enero y febrero, lo que supone un incremento del 26% en comparación con 2017.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto