Volvo

Volvo ha anunciado los preparativos para el lanzamiento comercial del nuevo modelo XC40, inexistente en la actual gama de la marca sueca, ya listo para pedidos, aunque su producción no arrancará hasta el próximo mes de noviembre.

El XC40 es un SUV o crossover de 4,43 metros de longitud , lo que le situación en el segmento de sus oponentes compactos de menor tamaño, como lo son El Audi Q3, el BMW X1 o el Mercedes-Benz GLA, aunque en la parte alta de este mercado, ya que sus precios iniciales así lo sitúan, desde 42.220 euros a 49.349. 

Volvo

Las primeras versiones en llegar al mercado son, hipotéticamente las más potentes de la gama, esto es la diesel D4 con 190 CV de potencia y la T5 de gasolina, con 247 caballos de potencia, ambas con transmisiones automáticas de ocho relaciones e inicialmente con tracción a las cuatro ruedas.

La gama del XC40, pendiente de información más detallada, se ofrecerá con motores de menor potencia en tres y cuatro cilindros y tracción a dos ruedas, además de una versión híbrida a partir de un motor de gasolina y una cien por cien eléctrica, sin fecha de incorporación al mercado y que supone un nuevo paso hacia la electrificación anunciada recientemente por la marca.

El XC40, con un diseño que sigue los patrones de la nueva generación de modelos de la marca, aunque es algo más atrevido por exhibir líneas de carácter muy marcadas, es prácticamente idéntico al prototipo Concept 40 con el que se anunciaba la llegada del nuevo modelo al catálogo de Volvo.

El interior del XC40 sigue igualmente las pautas de los nuevos modelos, caracterizado por un puesto de conducción similar y una gran pantalla central y de orientación vertical de manejo táctil.

El nuevo XC40 es el primer modelo de la nueva arquitectura modular de vehículos (CMA) de Volvo, base de los próximos vehículos de la serie 40, incluidos los modelos totalmente electrificados.

Esta nueva plataforma ha sido desarrollada en colaboración con Geely, compañía china propietaria de Volvo, de modo que esta arquitectura proporciona a la empresa las economías de escala necesarias en este segmento.

La nueva arquitectura permite un esquema de suspensión independiente en las cuatro ruedas, con un sistema McPherson delante y multibrazo detrás, con tres modos de configuración, la estándar, una deportiva dota de muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras diferentes) y la Four-C, basada en amortiguadores regulados electrónicamente, de respuesta variable.

En lo referente a la tecnología, el XC40 incorpora al segmento de los SUV compactos las tecnologías de seguridad, conectividad e infoentretenimiento que Volvo ha probado en los nuevos vehículos de las series 60 y 90. Al igual que sus hermanos mayores, el XC40 subraya el efecto transformador de estas nuevas tecnologías, desarrolladas internamente, para la marca y su rentabilidad.

La producción del nuevo XC40 comenzará en noviembre en la fábrica de Volvo Cars en Gante (Bélgica), mientras que los formularios de pedido y el paquete de suscripción a Care by Volvo ya están abiertos.

El servicio Care by Volvo es una fórmula de adquisición del coche que permite estrenar cada dos años con una tarifa mensual que incluye seguro e impuestos, ampliables a otras prestaciones.