Volkswagen prosigue fabricando vehículos en Navarra a pesar de la crisis de chips