Volkswagen inicia una nueva era sin su histórico jefe. Cuando éramos amigos