Volkswagen Navarra logró un beneficio de 74,5 millones de euros el pasado año, lo que supone un incremento del 22,5%, después de impuestos, en comparación con el mismo periodo del año anterior. 

Las ventas del fabricante Volkswagen crecieron hasta los 2.911,5 millones de euros, lo que representa un aumento del 2,2%, respecto a 2015.

El 95% de los ingresos de la compañía provienen de la venta de vehículos y el 5% lo hace de la venta de componentes y recambios.

El cash flow bruto alcanzó los 124,3 millones de euros y el resultado de explotación se situó en los 103,9 millones de euros para Volkswagen Navarra.

Además, en 2016 la compañía realizó una serie de inversiones, destinadas en su mayoría a la preparación de la fábrica para el lanzamiento del nuevo Polo, por valor de 165,81 millones de euros.

El 91,5% de la producción de Volkswagen Navarra se destinó a la exportación, con un 8,5% de su fabricación se quedó en el mercado nacional.

El Polo, fue el modelo más producido y exportado de la marca en España, hasta las 296.800 unidades elaboradas el año pasado. El 19,5% de la producción de este modelo se destina a Alemania, seguido por Italia y Francia, con un 13,6% y 13,3% respectivamente.

En cuarto lugar, Turquía supone el 9,2% del mercado del Volkswagen Polo. El 77% de los vehículos fabricados en Navarra fueron de gasolina.