Volkswagen alimenta con el ID.3 el apetito de las empresas por los eléctricos