El ayuntamiento de Villarreal está elaborando una Carta Municipal de Emisiones Cero para reducir las emisiones con la incorporación de vehículos eléctricos en sus flotas. 

El Ayuntamiento quiere comprometerse con las emisiones cero y la lucha contra el cambio climático, según la información publicada en el mercantil valenciano, Levante. Por ello, el consistorio está elaborando una Carta Municipal de Emisiones Cero en la que se defina la estrategia local de eficiencia energética e incorpore medidas para la reducción de emisiones, en los vehículos de flotas vinculadas al uso de vehículos a motor.

Además, el área de Servicios Públicos Vila-real trabaja en la extensión del uso de coches eléctricos hasta completar la totalidad de la flota actual del departamento con esta modalidad de vehículo no contaminante.

El concejal de SPV, Francisco Valverde, ha comentado que “el Ayuntamiento de Vila-real fue, de hecho, uno de los primeros de nuestro entorno en incorporar a la flota municipal vehículos eléctricos, en un plan piloto implantado a mediados de 2014 que ha dado unos resultados excelentes, tanto en eficiencia ambiental como en ahorro de costes y calidad del servicio. Por eso, nuestra intención ahora es renovar toda la flota móvil de SPV, con vehículos 100% eléctricos”.

Emisiones Cero

Actualmente, el departamento cuenta con cinco coches eléctricos y siete puntos de recarga y el objetivo, a la finalización del contrato vigente, es alcanzar las 26 unidades de que consta la flota del departamento.

Esta medida está enmarcada entre las medidas de la Carta Municipal de Emisiones Cero, en la que se prevé incluir iniciativas de estímulo para el uso de este tipo de coches, como pueden ser beneficios fiscales, gestión de aparcamientos o el impulso de una red de recarga de vehículos eléctricos en la ciudad.

Valverde, ha subrayado que “las administraciones públicas tenemos la obligación de servir de ejemplo y de motor de cambio y más en una cuestión de tanta relevancia como asegurar el estado del planeta para las generaciones futuras”.

“Teniendo en cuenta que la principal fuente de emisiones contaminantes es el uso de vehículos propulsados con combustibles fósiles, la renovación de la flota pública de movilidad puede ser una medida muy importante en la lucha contra el cambio climático, además de altamente eficiente, tanto en términos ambientales como económicos. Con esta Carta, Vila-real vuelve demostrar su compromiso y sensibilidad con el entorno, colocándose en vanguardia en la adopción de medidas innovadoras y de futuro” ha señalado Valverde.