Las ventas de Kia bordean las 50.000 unidades en Europa