Uno de cada cuatro distribuidores despide algún empleado hasta marzo