UGT FICA, “indignada” por la criminalización del diésel