Trajes y malos: el irresistible vestuario clásico de los más malos

Los malos y sus trajes no son buena gente, pero la imagen que transmiten es positiva para quien les ve. Representan ese discreto y perdonable encanto que emana del ladrón de guante blanco