El tráfico le supone alrededor de 141 millones de euros al año a las empresas madrileñas, según TomTom Telematics