Toyota ganó más de 17.000 millones de euros el año pasado