Toyota, bien posicionada para encargarse de la flota presidencial argentina