Los talleres españoles piden 60 millones a Europa para modernizarse