Skoda situó su producción mundial en casi 800.000 unidades el año pasado