Sixt ha añadido tres nuevas oficinas en los destinos más importantes de Portugal para extender su red en este país.

El proveedor internacional de servicios de movilidad premium, Sixt, hasta estas nueva aperturas, sólo estaba presente en el aeropuerto de Lisboa. A partir de ahora los clientes pueden alquilar vehículos para sus vacaciones o viajes de negocios en una oficina situada en el centro de la capital de Portugal.

La compañía también está presente en los centros regionales de Funchal -en la isla de Madeira- y en Oporto, y cuenta con oficinas en los respectivos aeropuertos. Éstas cuentan con buenas conexiones, son accesibles para llegar a ellas a pie, en transporte público o en coche, además disponen de un amplio espacio de aparcamiento.

La oferta de servicios incluye alquileres convencionales y cómodos alquileres a largo plazo. Los clientes de Sixt pueden elegir entre una flota premium de berlinas, deportivos y prácticos compactos para explorar estos destinos vacacionales.

El vicepresidente Senior de Franquicias Internacionales de Sixt, Detlef Krehahn, ha comentado que “la expansión de nuestra presencia en Portugal es una muestra del éxito de nuestro trabajo con unos socios franquiciados locales sobresalientes.

Además, Krehahn ha añadido que “nuestras oficinas del centro de la ciudad ofrecen a los clientes gran flexibilidad y comodidad, ya que pueden disfrutar de los servicios y vehículos de Sixt durante sus vacaciones o viajes de negocios sin depender de su salida o llegada al aeropuerto”.

La alquiladora de vehículos alemana Sixt registró un beneficio después de impuestos de 156,6 millones de euros el año pasado, lo que representó un crecimiento del 22,2% en comparación con los 128,17 millones de euros que ganó en 2015, según informó la compañía. Sixt obtuvo en el periodo unos ingresos de 2.412,7 millones de euros respecto de los 2.179,3 millones de euros de 2015, con un crecimiento del 10,7%.