La empresa premium de alquiler de coches, Sixt, empezará a ofrecer sus servicios en una de las calles más emblemáticas de la capital a partir del 12 de mayo.

Madrid contará con una nueva sucursal de Sixt  en la que turistas y profesionales encontrarán los servicios de la compañía en una de las calles más transitadas de la capital.  La nueva oficina estará situada en el Paseo de la Castellana 90, en horario de 8:00 h a 21:00 h todos los días del año.

Los clientes de la compañía tendrán a su disposición furgonetas y camiones para todas las necesidades, además de turismos para todos los gustos: desde urbanos, compactos, berlinas, familiares, todocaminos y todoterrenos hasta los más exclusivos coupés y descapotables.

Con la inauguración de la nueva sucursal en el Paseo de la Castellana ya son seis las oficinas en Madrid. Los servicios de alquiler de coches de la compañía premium también se pueden encontrar en las oficinas de Nuevos Ministerios, Plaza de España, Atocha Renfe, Chamartín Renfe y en el aeropuerto de Barajas.

La alquiladora de vehículos alemana registró un beneficio después de impuestos de 156,6 millones de euros el año pasado, lo que representó un crecimiento del 22,2% en comparación con los 128,17 millones de euros que ganó en 2015.

Además, obtuvo en el periodo unos ingresos de 2.412,7 millones de euros respecto de los 2.179,3 millones de euros de 2015, con un crecimiento del 10,7%.

“Nuestros sellos de identidad son y siguen siendo la rentabilidad y la innovación. Hay muchos actores que pretenden ofrecer en la actualidad servicios de movilidad, pero lo cierto es que Sixt ya aporta a sus clientes desde hace tiempo una visión integral de la movilidad”, aseguró Erich Sixt, propietario de la compañía junto con su familia.

Por áreas de negocio, la alquiladora de vehículos generó unas ventas de 1.703,4 millones de euros derivadas del alquiler puro de vehículos, un 12,1% más que en 2015, en tanto que su actividad de leasing concluyó el año con una facturación de 704,2 millones de euros, un 7,5%.