Sixt cerrará 2020 con unas pérdidas de entre 70 y 95 millones de euros