Semiconductores: Las fábricas españolas reducen un 38% su producción