Seat registra un beneficio de 445 millones, su cuarto año en ‘black’