sábado 20, abril, 2024

ÚLTIMO NÚMERO

NEWSLETTER

Seat Ateca 2.0 TDI 115 CV Style: El coche familiar de hoy en día

Share & Fleet

En este texto...

Autor

El Seat Ateca que nos acompaña es un coche familiar para los tiempos modernos: tamaño compacto, espacio suficiente, maletero capaz, motores eficientes, precio competitivo, buena calidad de fabricación y respaldo de marca. Parece perfecto. Bueno, vamos a ver si es así.

No, no lo es. Sentimos mucho el anticlimax, pero Fleet People no es Disney y no estamos para besos de bellas durmientes (tal vez de alguna despierta), ni zapatitos de cristal (aunque unas Nike ID siempre son bien recibidas).

Seat Ateca
FOTOGRAFÍA: FERNANDO ARÚS ©FLEET PEOPLE

Sigue leyendo porque no está todo perdido y podemos afirmar clara y rotundamente que el Seat Ateca es muy buen coche. Ojo: bueno de verdad. El principal problema de este SUV es que no tiene tecnología híbrida y, por tanto, no puede exhibir la pegatina ECO en el parabrisas (recordad: abajo a derecha, si miras desde el volante).

Pero acabamos de hablar de bellas despiertas y zapatillas Nike… y es que los coches con etiqueta “C” son perfectamente válidos en nuestro día a día y, para estos conductores, el Ateca está disponible con motores gasolina y diésel.

Por cierto, con toda la sorpresa del mundo y el dolor en el sentido común de este humilde redactor, hay coches con etiqueta “ECO” que, en muchos casos, contaminan más que los “C” y, en algunos otros casos, contaminan apenas ínfimamente menos. Como lo lees. Los motivos son, esencialmente, que pesan más, por los componentes añadidos, y que el motor eléctrico que llevan apenas sirve para nada, y sobre todo en ciudad.

Política y sorpresas difíciles aparte, el Ateca mantiene el tipo frente a sus durísimos rivales, con un profundo “restyling” llevado a cabo en 2020. Y no conviene olvidar que el coche vio la luz en 2016… Sí, estamos cerca de conocer a su sustituto.

Seat Ateca
FOTOGRAFÍA: FERNANDO ARÚS ©FLEET PEOPLE

Mantiene las medidas exteriores: 4,4 metros de largo, 1,8 de ancho y 1,5 de alto y la distancia entre ejes de 2,7 metros. Es como anunciábamos, un coche compacto. Así, no es torpe para moverte por la ciudad, en lo que se refiere a callejear y aparcar, y es válido para viajar en familia con equipaje. Por ejemplo, su hermano mayor, el Tarraco, es bastante mejor para viajes por carretera y autopista, porque es más amplio y confortable, pero también es más torpe a la hora de aparcar en el “súper”. O, el Arona, que es el más pequeño, puede servir como familiar, pero su hábitat es la ciudad. Buen equilibrio, pues, para el Ateca.

También puedes leer...
Volkswagen afina las líneas del Golf para que siga triunfando en flotas

En la actualización, Seat se ha esforzado en dotarle de la tecnología que admite la plataforma. No puede llevar hibridación, pero sí muchas otras cosas.

Por ejemplo: tiene pequeñas novedades en el diseño de los paragolpes, la parrilla, los faros y los pilotos. Tiene nuevos diseños para las llantas de aleación y el nuevo color “Dark Camouflage” que es una mezcla de verde botella con gris metalizado… A mí me gusta, pero puede que a ti no. Puedes ver este color en la foto del recuadro en el que hablamos de su abuelo, el 124. Ah, el que luce en nuestras páginas, una vez más, soberbiamente fotografiado por Nando “sin abuela” Arús, es el Rojo Velvet.

Seat Ateca
FOTOGRAFÍA: FERNANDO ARÚS ©FLEET PEOPLE

¿Y en el interior? Aquí vienen cambios que te harán sentir en el año actual. El sistema multimedia es de nueva generación y lo toma de los actuales Seat León y Tarraco. Lo hay de dos capacidades, pero siempre tiene pantalla táctil y cuenta con Apple Car Play y Android Auto y conectores USB tipo C (los “pequeñitos”, acuérdate porque casi seguro que tienes que comprar nuevo cable de carga).

El de menores prestaciones tiene pantalla de 8,25 pulgadas mientras que el mejor la tiene de 9,20 y ofrece control por voz y conectividad a Internet mediante tarjeta SIM virtual (esto hará que pueda darte información en tiempo real sobre la meteorología o el estado del tráfico… nada que no tengas en tú móvil ya).

Seat Ateca
FOTOGRAFÍA: FERNANDO ARÚS ©FLEET PEOPLE

Abrimos, aquí, una pequeña línea de debate acerca de si es mejor el sistema de pantalla pequeña o grande. La verdad que la pantalla grande “mola” más, pero sus capacidades asociadas no son la panacea por lo que te recomendamos pensarlo bien antes de pagar por una u otra.

También puedes leer...
El esfuerzo para comprar un coche en España se encarece en más de 6.500 euros respecto de 2017

Por otra parte, siempre va a estar integrada en el salpicadero y, a la vista está que queda bien. Lo que ocurre es que ya “estamos acostumbrados” a ver las pantallas tipo “tablet” en el salpicadero y las integradas quedan muy bien, pero parecen más antiguas. Es solo diseño.

En la nueva versión, la marca española cuidad a sus pasajeros con nuevos materiales para los guarnecidos de las puertas y el salpicadero y las tapicerías… ¡y qué bien los cuida! También lleva nuevos: el volante (con la posibilidad de calefacción), pomo, embellecedores, molduras decorativas e iluminación ambiental con más variedad de colores. Muy divertido.

No cambia, muy a nuestro pesar, la banqueta trasera, que sigue siendo fija. Es posible que, cuando lean este artículo en Seat, o alguno de vosotros, penséis: “qué TOC tiene Nacho con la banqueta trasera modulable”. Vale, que cada cual piense lo que quiera. Para mí, una banqueta trasera desplazable longitudinalmente es una libertad enorme para configurar el espacio del habitáculo y un elemento importante en la decisión de compra.

Seat Ateca
FOTOGRAFÍA: FERNANDO ARÚS ©FLEET PEOPLE

Ya que estamos dentro, vamos a ver las medidas. En las plazas delanteras, raro será que te falte espacio. Tiene una distancia longitudinal de entre 86 y 111 centímetros, por lo que no solo los conductores altos tendrán cabida, sino que los más pequeños podrán acercarse bien al volante. Tiene una anchura de 144 cm, nada menos que 4 más que un Hyundai Tucson.

En las traseras, la cota longitudinal es de 71 centímetros. Está bien, pero no es nada extraordinario. Una banqueta desplazable le ayudaría (pero no quiero meter el dedo en yaga). La anchura, dado el tamaño del coche, es bastante buena y sus 138 cm, igual que el Nissan Qashqai, permiten acoger a 3 ocupantes. Aunque “bien, bien,” irán dos.

Vistazo al maletero para descubrir que la apertura y el cierre eléctricos forma parte de pack que cuesta unos 700 €. ¿Merece la pena? Pongámoslo en este ángulo… una vez que lo uses, lo vas a querer. El maletero tiene 500 litros de capacidad, un dato respetable. No es de los mejores, pero sirve para el equipaje vacacional de una familia. No tiene grandes detalles prácticos, como sí puede tener el Skoda Karoq, aunque sí que hallarás toma de 12V y enchufe de 150 W.

También puedes leer...
La última joya de Rolls-Royce a la que casi ningún CEO podrá acceder: Prism
Seat Ateca maletero
FOTOGRAFÍA: FERNANDO ARÚS ©FLEET PEOPLE

Como recordarás, el Seat Ateca está disponible con motores gasolina y diésel. Los primeros son TSI de 110 o 150 CV y, los segundos, TDI de 115 y 150 CV. Para el común de los mortales, el TDI de 115 es la opción a elegir. Por suerte, nosotros también lo somos y es el que estamos probando.

Se trata de un motor de 2 litros y 4 cilindros perfectamente válido para todo tipo de uso, incluso el de viajar cargado. Tiene suficiente fuera, 300 Nm de par máximo, y no gasta ni bromas: 4,8 l/100 kms.

Además, tiene un funcionamiento agradable, no tanto como el de gasolina, pero agradable y con buena respuesta en general, a fin de cuentas. Se une con una caja de cambios manual de 6 marchas de tacto un pelín mejorable, sobre todo a la hora de meter primera y marcha atrás. Hay que buscar bien y “hacer que entren”. No podrás elegir este motor con cambio automático, sí el de 150 CV.

En marcha, vas a encontrar un coche con una puesta a punto de suspensiones envidiable. Cupra podría cogerles los apuntes a sus primos en más de un apartado. Y eso es mucho decir. Apoya con franqueza, mantiene la trazada, apenas balancea, tracciona con solvencia y se apoya en el control de estabilidad cuando el que conduce se olvida de que lleva un coche familiar sencillo.

En un uso diario, los nuevos materiales harán que sientas que vas en un coche bien hecho y que te acoge con calidad. En las plazas traseras no lanzaremos tantos halagos, pero se defienden.

¿Dónde quieres recibirla?

    Más información


      ID.7 Tourer, aún más espacio en clave eléctrica

      Lo más visto