El Salón de Ginebra consolida la era del enchufe

Cuando, hace ya bastantes años, se empezó con esto de la movilidad eléctrica, era poco menos que un sueño. Algo que no se podía tocar, desde luego