Rivian, la ‘niña bonita’ del e-commerce de Amazon, obtiene unas pérdidas de 5.000 millones