La rentabilidad de los concesionarios desciende en comparación con 2020