Renault prepara las infraestructuras para el vehículo autónomo y conectado del futuro