Reino Unido redujo sus matriculaciones un 12% el mes pasado