Las regiones más dependientes de la industria del automóvil piden apoyo de la UE