¿Realidad virtual? No espere sentado

Le han vendido la moto una vez más. Ya no llega con su supertele de 60 y pico pulgadas, su súper smartphone que le dura año y pico o los superwearables para estar con un tipo digno de lucir en la alfombra roja de los Oscar