PSA recorta un 41% sus ventas mundiales, hasta 1,4 millones de coches