La producción de automóviles retrocede un 10% en España