El presidente Terroba

Lo siento, no podía evitar el chiste malo (política aparte)