Un 26% prefiere un eléctrico o híbrido frente al 7,5% del año pasado