El plan de ayudas a la automoción duplica la demanda de coches